Compartir
*La minería en aguas profundas se realiza con técnicas, como la de "arrastre", mismas que ponen en peligro el patrimonio marítimo de la humanidad.

*Los países que practican pesca de fondo en alta mar incluyen, entre otros, Australia, China, Corea del Sur, España, la Federación Rusa, Francia, Islandia, Japón, Nueva Zelanda y Portugal.

Ciudad de México, 18 de septiembre del 2011. Organizaciones ambientalistas alertan sobre los peligros que ocasiona la pesca en el área de nuestro planeta que está cubierta por más de un km de agua y donde hasta 10 millones de especies podrían habitar esta zona que corresponde al 62% del total de la superficie del mundo.

"Estos ecosistemas marinos profundos remotos e inexplorados están amenazados, entre otros, por la pesca. Al avanzar la tecnología, la industria comenzó a llegar a zonas más profundas: sin investigación previa; sin estimaciones de cuánto pescado se podría capturar de forma sostenible; sin preocuparse del daño a los hábitats. Arrastrando pesadas cadenas y artes, si la red volvía llena de especies comercializables, valía la pena."

LEER MÁS:  No todos los plásticos pueden ser reciclados: Greenpeace

Minería en la última frontera.

Sebastian Lozada de Greenpeace internacional señala que: "Hoy en día la industria pesquera es la mayor amenaza a estos frágiles ambientes."

"La pesca de profundidad ha sido descrita a menudo como minería profunda: muchas especies son de vida larga, se reproducen despacio, tienen una descendencia reducida y no pueden resistir una explotación industrial. La mayoría de la captura se compone de especies sin valor comercial, a veces vulnerables y amenazadas. Como en la minería, una vez una zona ha sido vaciada, los barcos a menudo se desplazan a otras en busca de reservas por explotar."

"Corales de aguas profundas, respiraderos hidrotérmicos o esponjas, que son muy frágiles y a veces necesitan cientos de años para crecer pueden ser arrasados en cuestión de segundos."

LEER MÁS:  No todos los plásticos pueden ser reciclados: Greenpeace

Lozada menciona que desde el año  2006, se expresó la profunda preocupación de mil 452 científicos de 69 países quienes firmaron una declaración porque las actividades humanas, en particular la pesca de arrastre, están causando un daño sin precedentes a las profundidades marinas.

Según un grupo de científicos reunidos este año en Lisboa para discutir la protección de estos ecosistemas, tan sólo el 0,0001 por ciento de los fondos marinos profundos ha sido biológicamente explorado. Un estudio reciente concluye que las profundidades marinas están amenazadas, y que su situación posiblemente empeorará.

Greenpeace nos recuerda que "conforme nos alejamos de la costa hacia zonas más profundas, sucede que nos adentramos en lo que conocemos como alta mar: más allá de las 200 millas, los recursos no pertenecen a un sólo país, sino a la humanidad en su conjunto. "

LEER MÁS:  No todos los plásticos pueden ser reciclados: Greenpeace

"En definitiva, un grupo reducido de países que pescan especies profundas en alta mar ha estado destruyendo lo que nos pertenece a todos por derecho. " – afirma la organización ambientalista.

Ha pasado una década de debates y negociaciones mientras estos ecosistemas continuaban siendo arrasados ¿Cuántos de ellos han sido destruidos desde 2006?

Greenpeace hace un llamado para mandar una señal de socorro al Secretario General de la ONU con un mensaje simple y claro: Las profundidades marinas deben ser protegidas inmediatamente. Los países que pescan en alta mar deben cumplir las resoluciones de la Asamblea General o parar de pescar inmediatamente.

* Sebastián Losada (@slosada), Oceans policy adviser at Greenpeace International

 

 En el video realizado en el contexto de Chile, se explica qué es la pesca de arrastre.

{loadposition relacionados}

{jcomments on}

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook