Los astrónomos se rebelan contra los 12 mil nuevos satélites de Elon Musk

 
Científicos advirtieron de los efectos negativos que tendría para la investigación astronómica el proyecto de 12 mil satélites de SpaceX de Elon Musk

Cada imagen tomada por un telescopio de gran alcance registraría al menos un satélite, uno de los problemas

Regeneración, 18 de junio de 2019. La compañía aeroespacial SpaceX, fundada por el empresario Elon Musk, planea poner en órbita cerca de 12 mil satélites en los próximos años.
Científicos de varias latitudes advirtieron de los efectos negativos que tendría para la investigación astronómica.
El más telescopio de espectro amplio más grande del mundo, en construcción en Chile, podría verse afectado
El Large Synoptic Survey Telescope (LSST) podrá fotografiar la totalidad del cielo cada pocas noches.
Los responsables del LSST ya han expresado su preocupación mediante un comunicado.
Han estimado que prácticamente todas las imágenes que tomen en las primeras y últimas horas de la noche contendrán al menos un satélite de Starlink.
Conexión a internet
El proyecto Starlink permitirá la conexión a internet desde cualquier punto del planeta pero podría alterar la vista de las estrellas.
Unos 18 mil objetos orbitan la Tierra en la actualidad, de los cuales unos 2 mil constituyen satélites en operación, el resto es basura espacial.
Con la constelación de objetos que el proyecto planea lanzar, es posible que dentro de 10 años haya más satélites artificiales que estrellas en el cielo nocturno.
Proyecto en marcha
Los lanzamientos ya comenzaron el pasado 23 de mayo, con la puesta en órbita de 60 satélites de 227 kilos cada uno.
Cada uno de ellos cuenta con un panel solar y fue puesto en el espacio mediante un cohete Falcon 9, fabricado por la propia empresa.
La característica más visible es que el panel solar de cada satélite reflejaría la luz del Sol hacia la Tierra, con un brillo mayor que el de cualquier estrella.
Los primeros videos de los satélites cruzando el cielo nocturno causaron inquietud en afisionados y astrónomos profesionales.
El brillo de los primeros objetos era muy similar al que despide la estrella Polar.
Elon Musk, por su parte, especificó en su cuenta de Twitter que los satélites sólo podrían ser visibles al amanecer y al atardecer.
En una nota publicada por el diario El País y firmada por Javier Barbuzano, se lee la preocupación del científico Patrick Seitzer.
Posibles efectos adversos
El experto en basura espacial por la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, adelantó una de las posibilidades.
“Podría suceder que en ocasiones los satélites de Starlink se vean durante toda la noche, dependiendo de su posición.
“Durante dos meses la Estación Espacial Internacional se puede ver cuatro o cinco veces durante la noche y no sólo durante el crepúsculo”, advirtió.
“Si hubiera 10 mil o 15 mil más, puedes empezar a ver por qué estamos preocupados”, apuntó.
La constelación de satélites artificiales podría “contaminar” la visibilidad de los grandes telescopios que son sensibles a la polución electromagnética.
La nota advierte uno de los efectos más inmediatos:
“Queda el hecho de que un puñado de compañías privadas tiene la capacidad de cambiar de un plumazo el aspecto del cielo nocturno para toda la humanidad”.

LEER MÁS:  SRE: no hay mexicanos afectados por redadas en EU
cargando...