Louis Vuitton lanza máscara de ‘lujo’ protectora contra el Covid-19

Louis Vuitton lanzó su máscara de lujo protectora contra el Covid-19, estará disponible en octubre, su precio será de 961 dólares 

Regeneración, 16 de septiembre de 2020. La reconocida marca Louis Vuitton ha sido una de las primeras en aportar su ayuda frente al coronavirus.

Comenzó en el mes de abril con la fabricación de batas de hospital para la red de hospitales de París (Hopitaux de Paris) así como mascarillas protectoras no quirúrgicas realizadas en sus talleres.

Máscara de lujo

Sin embargo, ahora el imperio de lujo de Bernard Arnault, LVMH, sumará a sus objetos de deseo para todos sus clientes una máscara protectora contra el COVID-19, de diseño unisex, que estará disponible desde el 30 de octubre.

LEER MÁS:  Voluntario de vacuna desarrollada por AstraZeneca-Oxford contrae Covid-19

Esta máscara no solo cubre todo el rostro, sino que también funciona como sombrero, se puede voltear la parte de la máscara y queda como visera.

En cuanto al diseño, tiene una correa elástica para sujetar la cabeza con el tradicional monogram de la firma francesa y en los bordes el estampado LV.

El modelo se llama “LV Shield” y además de proteger contra el coronavirus, cumple la función de cuidar al usuario de los rayos del sol: la cubierta transparente cambia de claro a oscuro con luz brillante. Su precio es de USD 961.

En el mes de marzo, Chanel cedió sus fábricas en la capital francesa para contribuir contra la crisis, y se utilizó para la creación de mascarillas, guante y batas de hospitales, todo tipo de artículos de protección para el personal sanitario.

LEER MÁS:  Facebook y Twitter censuran publicación de Trump que minimiza letalidad de Covid-19

En su momento, la firma expresó en un comunicado: “Hoy estamos movilizando a nuestra fuerza laboral y nuestros socios para producir mascarillas y trajes protectores”.

Cuando Francia todavía se encontraba en etapa de cuarentena obligatoria, a mediados de abril, la maison francesa, también donó 1,2 millones de euros a un fondo de emergencia dedicado al sistema de hospitales públicos y se había comprometido a mantener el sueldo a sus empleados durante ocho semanas, ya que también las tiendas se encontraban cerradas.