Marchan en Italia por 3 napolitanos desaparecidos en México, municipales habrían participado

Tres ciudadanos italianos fueron sustraídos presuntamente por policías municipales en el sur de Jalisco a finales de enero.

 

Regeneración, 19 de febrero de 2018.- Familiares de tres italianos desaparecidos en México, salieron a las calles en Italia, para visibilizar la falta de atención de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Guadalajara y el desdén de las autoridades mexicanas desde que se denunció el plagio.

De acuerdo con información periodística, fue el pasado 31 de enero cuando un grupo de tres napolitanos desapareció de las inmediaciones de Tecalitlán, al sur de Jalisco.

El primero en desaparecer fue Raffael Ruso, de 60 años; su hijo, Antonio Russo de 25 años, y su sobrino, Vicenzo Cimmino de 29, fueron a buscarlo a la última ubicación del GPS, cuando un grupo de presuntos policías les indicaron que los siguieran; esa fue la última comunicación que hicieron con familiares y desde entonces no se supo nada de ellos.

LEER MÁS:  Criminales retienen al exgobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña

Para el 1 de febrero, la familia solicitó la intervención de la policía tanto en Italia, como en México.

Los tres italianos, originarios de Nápoles, llegaron al país para desempeñarse como vendedores de productos chinos que ellos mismos importaban; el padre llevaba más tiempo en México, mientras que los dos jóvenes tenían cinco días de llegar al país.

Familiares de los plagiarios indicaron que no se trata de un secuestro, pues en 17 días jamás les pidieron rescate.

Al momento de la desaparición, otros dos hijos de Russo también estaban en México. Se trata de Francesco y Daniele Russo, quienes regresaron a Italia y denunciaron los hechos a las autoridades en Roma.

Francesco y Daniele declararon que ellos fueron quienes solicitaron a Antonio Russo y su primo Vincenzo que fueran a buscar a su padre, porque ellos estaban lejos para hacerlo en persona.

LEER MÁS:  Criminales retienen al exgobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña

Los miembros de la familia de Russo dijeron que inicialmente habían logrado comunicarse con la policía de Tecalitlán, donde les habían dicho que Antonio Russo y Cimmino habían sido arrestados, y que no sabían nada de Raffaele Russo. En una segunda llamada telefónica la policía presuntamente negó esta versión.

Por estos hechos, decenas de personas realizaron una marcha en la que solicitaron: “Liberen a los napolitanos en México”.

Vía Publimetro y Reforma