Miramón endeuda a México con 15 millones para combatir a Juárez

Miramón emite bonos para combatir tropas republicanas. Deuda es pretexto para intervención francesa contra Juárez exigiendo pago

Regeneración, 10 de octubre de 2019. El presidente conservador Miguel Miramón expide en 1859 un decreto para emitir 15 millones de pesos en bonos, los conocidos como Bonos Jecker, con el objetivo de combatir a los liberales liderados por Juárez.

Ésta deuda contraída no es reconocida por el presidente Juárez cuando derrota a los conservadores por lo que se vuelve un pretexto para la intervención francesa.

La intervención francesa en México fue hábilmente azuzada por el mismo grupo del financiero suizo J. B. Jecker, cuyos intereses privados se confundieron, con los intereses de Napoleón.

Los conservadores recibieron millón y medio de pesos, $750 000.00 en efectivo y el resto en bonos, vestuario y equipo.

LEER MÁS:  Tunden a Enrique Alfaro en la mañanera por la deuda en Jalisco

Durante el gobierno de Santa Anna en 1854 y el gobierno de Comonfort en 1856 se habían firmado otra serie de contratos con Casa Jecker.

El conservador Miramón

Esta responsabilidad llegó a las manos del usurpador e impertinente presidente de 27 años de edad, Miguel Miramón, quien en ese momento combatía a las fuerzas liberales de Benito Juárez.

El 29 de Octubre de 1859, el gobierno hace una emisión de bonos por un valor de quince millones de pesos que quedarán certificados por la casa de los señores Jean Baptiste Jecker, de lo cual sólo recibe unos pocos millones e instrumentos en especie.

Paulatinamente estos bonos fueron poco aceptados en el mercado por lo que en 1860, Jecker se declaró en quiebra.

Ya con Juárez en el poder, el presidente decidió anular dichos contratos ya que fueron incumplidos en su momento, estaban más que caducados.

LEER MÁS:  Tunden a Enrique Alfaro en la mañanera por la deuda en Jalisco

No eran del todo específicos y eliminó cualquier derecho y reconocimiento de dichos bonos en el mercado.

Jecker demandó y logró conseguir el apoyo del gobierno francés que se llevaría un 30% de lo recuperado, por lo que esto se promovió como una deuda directa con Francia.

El 17 de julio de 1861 Juárez suspende los pagos de la deuda externa con España, Inglaterra y Francia.

Con los dos primeros se logran realizar acuerdos, pero los franceses ya estaban cansados del gobierno liberal por lo que avanzan en la Intervención.