Mueren ahogados decenas de migrantes en el Mediterráneo , la mayoría eran niños

Migrantes que pretendían llegar a Italia, murieron en el mar tras caer de una embarcación cerca de las costas de Libia.

migrantesmediterraneo

Regeneración, 24 de mayo de 2017.- Este miércoles, decenas de migrantes, entre ellos niños, murieron ahogados al caer de una embarcación cerca de las costas de Libia.

Chris Catrambone, de la ONG maltesa Moas, informó que al menos 31 cadáveres fueron retirados del mar.

“La mayoría niños muy pequeños”, tuiteó, publicando fotos de migrantes pidiendo auxilio en el agua y de sacos mortuorios blancos apilados en el puente (del barco).

Los migrantes eran parte de unas 500 personas hacinadas en un barco que navegaba a 20 millas náuticas de la costa de Zuara.

La ONG Moas comenzó con el reparto de chalecos salvavidas y con la ayuda de guardacostas italianos y algunos barcos comerciales, trataron de salvar al máximo de personas, a la par que un helicóptero y un avión militar lanzaban botes salvavidas.

LEER MÁS:  AMLO lamenta 8 migrantes mexicanos muertos por accidente en Florida

Además, los socorristas forzaron los cerrojos que inmovilizaban a centenares de migrantes hacinados en la bodega de la embarcación.

Esta tragedia se suma a las mil 254 muertes y desapariciones de migrantes en el Mediterráneo central, según un balance de la Organización Internacional para las migraciones (OIM), en tanto más de 50 mil migrantes han desembarcado en Italia en este año.

La ONG Jugend Rettet, denunció que los guardacostas libios, equipados y capacitados por la Unión Europea, intentan limitar el flujo de migrantes.

Según un comunicado, varias lanchas rápidas de los guardacostas libios hicieron que dos embarcaciones con migrantes dieran marcha atrás mientras disparaban al aire.

LEER MÁS:  Rescatan a 93 migrantes en Durango, entre ellos 17 niños

Asimismo, hace un par de semanas, la ONG alemana Sea-Watch denunció una operación similar de los libios para recuperar una gran embarcación de madera con 450 migrantes a bordo.

Los defensores de derechos humanos aseguran que los migrantes no pueden volver a Libia, donde son extorsionados, violentados, torturados y asesinados.

Con información de: La Jornada