Opinión: El ABC de las elecciones de este año

Por Gerardo Salas

RegeneraciónMx.- Este año viviremos elecciones importantísimas no solo por lo que representan los cargos por si mismo, sino por ser la antesala a las presidenciales del 2024. Se definirá el destino de dos entidades bastiones del PRI: Coahuila y Estado de México. Los más de 20 millones de habitantes que comprende ambos estados jamás han conocido un gobierno distinto al tricolor, por lo que el 4 de junio podría ser un día histórico.

Estado de México

93 años de intacto dominio priista caracteriza a la entidad. De los 20 millones que suma con Coahuila, 17 habitan ahí. Su enorme población y dinámica con la capital no se ve reflejada en el bienestar de los suyos.

La candidata por la 4T es la profesora Delfina Gómez, una fiel seguidora de AMLO desde los tiempos más complicados del movimiento. Nació en municipio de Texcoco, Estado de México. Cuenta con una licenciatura en Educación Básica por la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), así como con maestría en Pedagogía en el Instituto Tecnológico, habiendo estudiado una segunda maestría en Educación con especialidad en Administración de Instituciones Educativas en el ITISTMO.

En cuanto a su trayectoria publica fue presidenta municipal en Texcoco de 2013 a 2015, delegada federal de los programas del Bienestar entre 2018 a 2021, secretaria de educación pública del Gobierno de López Obrador del 2021 a 2022, y desde el 7 de septiembre del año anterior ha fungido el puesto como senadora por el Estado de México.

Es la segunda vez que Delfina Gómez participa, aunque la primera encabezando la alianza completa.

LEER MÁS:  Candidatos presidenciales firman Pacto por la Primera Infancia

Una reciente encuesta arroja que Morena-PT-PVEM encabeza las preferencias con un 45%, le sigue Alejandra del Moral con el PRIANRD con 37% y en último puesto se encuentra Juan Zepeda, candidato de Movimiento Ciudadano, con 15%. Por lo que todo indica que después de mas de nueve décadas el Estado de México tendrá un buen gobierno.

Foto: Delfina Gómez

Coahuila

Como ha sido tradición, Morena ha optado por el método de la encuesta para seleccionar a su candidato, habiendo participado Ricardo Mejía, Fernando Salazar y Armando Guadiana, este ultimo fue el favorecido. Sin embargo, no fue con el beneplácito de los otros participantes. Comento esto ya que el ex subsecretario de seguridad federal Ricardo Mejía en inconformidad con los resultados decidió competir de manera paralela por el PT, por lo que además de tener dos figuras de la 4T en la boleta también ambos partidos naturalmente aliados en esta ocasión competirán.

Armando Guadiana es ingeniero civil con maestría en ciencias, por el tecnológico de Monterrey. Recientemente miembro del senado, encabezando la comisión de energía. Ha encabezado la dirección de catastro de su estado y fue diputado local en los 70s. Fue presidente del Club de beisbol Saraperos de Saltillo e integrante de la directiva del equipo de futbol panteras de Saltillo. Miembro de distintas asociaciones civiles como Club de Leones y del Colegio de Ingenieros de minas, metalurgistas y geólogos de México.

Hace unas horas de este momento que escribo estas líneas se publicó una “encuesta de encuestas”, es decir, el resumen de diversos levantamientos. En tal ejercicio se muestra que la alianza del PRIAN va a la cabeza con 44%, le sigue Morena con el ex senador Armando Guadiana con 32%, le sigue el PT y Ricardo Mejía con 17% y en un cuarto puesto la alianza del Partido Verde con un partido local con 5%.

LEER MÁS:  Otra del INE, ordena bajar contenidos a gobernadoras de Guerrero y BC

Situación que se antoja complicada, siendo un factor del mismo la falta de unidad entre los partidos que naturalmente han sido aliados.

Esta pasaje nos recuerda a la elección 2017 del Estado de México, donde se dio la misma situación: Morena sin aliados, culminando en una elección cerrada pero insuficiente para obtener el triunfo.

Si de manera directa sumamos los porcentajes de los tres partidos pro-AMLO se tendría una victoria holgada. El resultado de esta elección será trascendental para determinar el peso político de cada integrante y así dar pie a valorar la unidad ante una inminente alianza PRIANISTA.

En ambas entidades de igual forma se renovará el legislativo local, donde es de suma importancia que haya mayoría obradorista.

Sigue a Gerardo Salas en Twitter como @gsalas_