#Opinión: El Señor de las Bombitas

Por Ana María Vázquez

RegeneraciónMx.- Lo he seguido por años, he leído sus libros, sus columnas en Proceso y La Jornada, sus charlas de análisis político en video, que extrañé muchísimo cuando dejó de transmitirlas luego de su nombramiento, el noticiero “A Barlovento” que tuvo que dejar también por la misma razón. De él, sé que fue alumno de Monsiváis y que hasta escribieron columnas juntos para Proceso; también sé que ha sido jurado en certámenes importantes y maestro en la escuela de periodismo Carlos Septién.

Crítico del sistema, sobre todo del gobierno Peñista al que le dedicó varios libros, uno de ellos en coautoría con Julio Sherer e innumerables columnas, y lo que pocos saben es que fue uno de los miembros que impulsó la actual Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública actual IFAI.

Más de 30 años de trayectoria en el periodismo crítico con fundamento y pruebas reales no puede ser ni remotamente manchada por el rey del grito, el montaje y el libelo. 

LEER MÁS:  Gutiérrez Müller exhibe a medios que aseguraron que AMLO la dejó “sin chamba”

Menciono su trayectoria porque no hay forma más simple para conocer a una persona que revisando su historia personal, es ahí donde se muestra la congruencia o no que pudiera tener. Así por ejemplo, la trayectoria del “estruendoso gacetillero” cuyo nombre no voy a mencionar aquí y que se ufanó de tener la “super noticia que derrumbará a la 4T”, está plagada de falsedades, escándalos y corrupción, todo, eso sí, absolutamente documentado y totalmente vergonzante para este mercenario de los medios que piensa como el león “que todos son de su condición”

El jueves, la “bomba mediática” con la que pretendía “romper las redes”, resultó una “bombita yucateca” y fue inmediatamente desactivada por el actual director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado, SPR. Y que para los que no la han visto, la respuesta permanece fijadatanto en la cuenta oficial de Twitter de SPR como en la de Jenaro Villamil en donde muestra, como no lo hace Loret, los datos que desmienten tan burdo montaje, con datos, numero de acta y fechas de las denuncias que permanecen públicas tanto en la página de SPR como en la del Gobierno.

LEER MÁS:  AMLO acusa degradación de la justicia en el caso de la saxofonista Ríos

Sus supuestas “bombas” y reportajes “a modo” no merecerían ni siquiera una mención, si no fuera porque me sirven de pretexto para mencionar la trayectoria de un hombre que admiro, al que llevo muchos años siguiendo de cerca y cuyos libros me enorgullezco de tener en mi biblioteca. Por cierto, ya leyeron ¿Cleptocracia? (Grijalbo 2018).

¡Saludos, Jenaro Villamil!

Sigue a Ana María Vázquez en Twitter como @Anamariavazquez