#Opinión: Triunfo Popular En La Guerra Por El Gas LP

Por Lucio Guerrero

Empresarios distribuidores y comisionarios levantan el paro ante el rechazo generalizado del pueblo trabajador, por pretender asfixiar a las amplias masas populares y trabajadoras, con el objetivo de evitar regulación de los precios al público.

Los empresarios del GAS LP mantienen jugosas ganancias heredadas de la reforma energética. El Gobierno de Peña Nieto prometió a la población contar con suministro adecuado de combustibles a precios competitivos y señaló que en dos años se reduciría el precio del gas LP. La liberalización comenzó el 1 de enero de 2016, con la apertura de las importaciones de gas LP por parte del sector privado y finalizó el 1 de enero de 2017 con la liberalización plena de precios al consumidor del gas LP.

A partir de 2017 el pueblo trabajador comenzó a observar incrementos exorbitantes en el precio. En 2015 pagábamos 290 pesos por un cilindro de 20 kilos, para febrero de 2017 pagábamos 324 pesos por el mismo cilindro y en junio de 2021, 506 pesos.

Ese incremento en el precio al consumidor no se originó por aumentos en el precio del combustible a nivel internacional o del ofertado por Pemex, sino por el injustificado margen comercial de los empresarios del gas LP

A partir de septiembre de 2018, los precios de mayoreo disminuyeron drásticamente y los precios que ofrecieron los empresarios del GAS LP no reflejaron esa disminución. Entre febrero de 2017 y mayo de 2021 los precios de referencia internacional disminuyeron mes a mes en 25 ocasiones, los de Pemex incluso en 26 ocasiones, mientras que los que pagó el pueblo trabajador y los sectores populares, solo 19 veces.

LEER MÁS:  Los medios y su cobertura, piezas en campaña amarillista sobre violencia

El margen comercial, definido como la diferencia entre el precio de referencia internacional y el precio promedio al consumidor final que dan los distribuidores, casi se triplicó a partir de la liberalización del precio del gas LP. En enero de 2017 ese margen era de solo 5.8 pesos por kilogramo mientras que en junio de 2021 es de 15 pesos por kilogramo.

Ese incremento no se ha reflejado en mayores inversiones o en una mejor prestación del servicio; al contrario, hay una ordeña sistemática de tanques de GAS LP y otras acciones como el relleno de tanques con agua, sumado al mal estado de éstos.

Entre enero de 2017 y junio de 2021, el margen comercial del GAS LP en un cilindro de 20 kilogramos se incrementó irracionalmente en 183 pesos. Esto lo pagamos todas las familias trabajadoras, donde hemos tenido que decidir entre comprar comida o compras GAS.

Si los empresarios distribuidores y comisionistas del GAS LP hubieran seguido las referencias de precios de mayoreo a partir de la liberalización, entre marzo de 2017 y junio de 2021 los precios al consumidor pudieron haber sido menores durante 33 meses al nivel de febrero de 2017. Por ejemplo, en agosto de 2019 el cilindro de 20 kilogramos se habría ofrecido a los consumidores en menos de 200 pesos en vez de los 350 pesos a los que se vendió.  Con ello se demuestra que el margen comercial excesivo está volviendo prohibitivo el uso del energético para las familias de menores recursos.

LEER MÁS:  Intensas lluvias, rayos, fuerte viento y granizo, tome precauciones

Por tanto, cada peso adicional que ganan los comercializadores y/o distribuidores de gas LP, daña la estabilidad de las familias trabajadoras, sin recibir a cambio un servicio óptimo. La ganancia excesiva de los empresarios del GAS LP representa 9 mil millones de pesos por año.

El paro de empresarios distribuidores y comisionistas del GAS LP no perduró. Las y los trabajadores estamos conscientes del abuso y el daño al bienestar de nuestras familias pues reduce también las posibilidades económicas para acceder a un combustible de consumo para necesidades básicas.

Los empresarios del GAS LP también recularon ante el temor generalizado de la toma anunciada de instalaciones de distribución de GAS LP, declarada por organizaciones que acompañan el proceso de lucha por recuperar la soberanía y seguridad energética.

En la movilización hemos alcanzado una primera victoria; es casi seguro que el Poder Judicial amparará a estos pobre señores que ven mermadas sus exorbitantes ganancias. Habrá que estar listo para ello.

Hombre acuchilló a 10 personas en tren urbano de Tokio