Compartir

Premio Nacional de Derechos Humanos a 6 presos políticos de S. Pedro Tlanixco, llevan 15 años injustamente presos

Regeneración, 23 de marzo del 2018. El prestigiado reconocimiento “Premio Nacional de Derechos Humanos” Sergio Méndez Arceo, fue otorgado a defensora y defensores del agua del pueblo indígena náhuatl de San Pedro Tlanixco. Se trata de Dominga González Martínez, Marco Antonio Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González y Rómulo Arias Mireles.

“Defienden su Derecho a la Justicia y el Derecho Humano al agua” declaró el comité organizador de dicho premio.

Al respecto señalaron que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas en su Observación general Nº 15 sobre el derecho al agua menciona que en la asignación del agua debe concederse prioridad al derecho de utilizarla para fines personales y domésticos y que el  agua debe tratarse como un bien social, cultural, y no fundamentalmente como un bien económico.

En su razonamiento señalan que la comunidad de San Pedro Tlanixco ha mantenido una lucha desde los años ochenta, cuando grandes empresas floricultoras llegan al municipio de Villa Guerrero. En 2002 se agudiza una disputa entre ambas comunidades por el uso y disfrute del río Texcaltenco, el cual nace en San Pedro Tlanixco. El río fue concesionado por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) a empresarios del municipio floricultor más importante del país, desde entonces, los nahuas no tienen acceso a su propia agua, aunque cuentan con documentos válidos que los acreditan para poder explotar sus aguas.

LEER MÁS:  2a tormenta invernal y frente frío 14: nieve, tormentas y frío

Precisaron que el día 1 de abril del año 2003 los pobladores de San Pedro Tlanixco se sintieron agredidos ante la presencia del presidente de agua de riego de la empresa floricultora del municipio de Villa Guerrero, quien argumentaba que el agua del rio llegaba sucia y se dirigía menoscabando su condición indígena, entrando a su territorio con el único fin de recalcar su superioridad. La comunidad repele la agresión en apego a sus usos y costumbres.

“Durante la confusión del momento, el presidente de los floricultores pierde la vida, lo cual acarreó una fuerte represión en contra del pueblo: sacaron de sus domicilios a los indígenas de Tlanixco sometiéndolos con armas de fuego y creando terror al amenazar con asesinarlos y violar a las mujeres” denunciaron.

LEER MÁS:  Mega granja porcícola impide inspección judicial en Homún, Yucatán

Dominga González Martínez, Marco Antonio Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González y Rómulo Arias Mireles no se encuentran presos por su participación en delito alguno, son quienes fungían como representantes del pueblo indígena y esa es la razón por la que toda la fuerza del estado se dirigió en su contra, dijeron los organizadores.

“Por un lado logran se deja acéfala la resistencia indígena de Tlanixco y por otro se da un mensaje de terror para desmovilizar a la comunidad” puntualizaron.

En este sentido abundaron que llevan desde 2003 resistiendo legalmente la falsa acusación que pesa en su contra, demostraron que los testigos que depusieron en su contra fueron aleccionados por los propios empresarios, y en los últimos 3 años reforzaron el desahogo de pruebas periciales en materia antropológica e indígena. Se ha dejado en evidencia que en no se cumple con la obligación de proporcionar un defensor capacitado en derechos en derechos y cultura indígena.

LEER MÁS:  Ultimátum de juez a granja porcina y carta de guardianes de cenotes

Al dictar sentencia fue impuesta la pena máxima en un delito donde es imposible determinar el grado de participación de cada persona sentenciada, precisaron

Además “no se les tomó en cuenta su calidad como personas indígenas, por lo cual no fueron juzgados tomando en cuenta la  armonización de los usos y costumbres con el contexto del hecho delictivo”.

Es de destacar que en los próximos días se dará conocimiento al grupo de trabajo sobre la detención arbitraria de la ONU.

La defensa de derechos humanos las llevó a la cárcel, siendo personas inocentes. Afrontan la posibilidad de morir en prisión pero la defensa jurídica y la solidaridad de los pueblos les dará la libertad; concluyeron

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook