Se desmorona el PAN; renuncia senadora y denuncia corrupción

La senadora Martha Márquez señaló que la dirigencia nacional del PAN permite que haya corrupción y sólo permite a sus amigos que se afilien a la entidad política.

Se desmorona el PAN; renuncia senadora y denuncia corrupción

Regeneración, 12 de noviembre del 2021. La senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Martha Márquez, renunció a su militancia por corrupción y favoritismos al interior en la entidad política.

A través de un video, la legisladora acusó a la dirigencia nacional del PAN, encabezada por Marko Cortés, de permitir la corrupción en las gubernaturas.

Además, denunció que la dirigencia impide que los ciudadanos se afilien libremente al partido; pues existen favoritismos para los amigos del presidente del PAN. Por lo que consideró que al interior permiten que no haya democracia.

LEER MÁS:  Líder anti AMLO se lanza contra Lilly Téllez, le apuesta 3 millones

«Se perdió la esencia; no se defiende a la familia; no hay posturas claras en temas que les urgen a los mexicanos y no hay líderes que obliguen a la dirigencia nacional a corregir el rumbo», expresó.

Por ello, informó que no podía continuar en Acción Nacional porque si lo hiciera sería cómplice del daño que se le causa a las familias de Aguascalientes.

Fue víctima de violencia política y el PAN no hizo nada

Por otra parte, acusó que fue víctima de violencia política y el PAN no la defendió; a pesar de que ha defendido «las causas de los mexicanos desde el Senado».

LEER MÁS:  Líder anti AMLO se lanza contra Lilly Téllez, le apuesta 3 millones

Márquez dijo que los principios del PAN establecen que, como legisladora, debería luchar por un México mejor, lejos de la corrupción y respetar a todas las personas.

En este sentido, sostuvo que continuará trabajando por Aguascalientes y por México; así como contra la corrupción y el daño que realizan algunos políticos al estado en el que nació.

Aunado a ello, agradeció a las personas que la han acompañado en su trayectoria política. Por último, reconoció que en el PAN hay personas honorables, dignas de representar al partido y les debe su admiración.