Compartir

La desesperación llevó a los familiares de José Antonio Savedra Ortega y Yosimar García Cruz, policías de Culiacán, a pedir ayuda al Cártel de Sinaloa. 

Regeneración, 24 de enero de 2018.- Familiares de desaparecidos en Sinaloa pidieron públicamente ayuda a narcotraficantes para poder encontrar a los suyos.

En una carta difundida en medios de comunicación, la madre y el hermano de dos policías de Culiacán, secuestrados el 23 y 26 de enero de 2017, pidieron “los grandes capos, a los jefes del cártel de Sinaloa” apoyo para que sus familiares vuelvan a sus casas o les digan dónde los pueden encontrar.

“Desde ese momento cambiaron nuestras vidas al no saber nada de nuestros seres queridos, de no saber que ya no están con vida. Sólo les pedimos a los grandes capos, a los jefes del Cártel de Sinaloa y a quienes se llevaron a nuestros familiares que nos ayuden a que se puedan regresar o nos digan dónde se puedan encontrar … La peor tortura a las familias es no saber dónde se pueden encontrar a nuestros seres queridos”, dice un fragmento de la misiva.

LEER MÁS:  Continúa Sedena búsqueda de 22 migrantes desaparecidos en Tamaulipas

Los familiares de Antonio Saavedra Ortega y Yosimar García Cruz, explicaron que desde su desaparición han sufrido deterioro físico y mental, por ello decidieron dirigirse a “quienes se llevaron a nuestros familiares”.

“La peor tortura para las familias es no saber dónde están nuestros seres queridos. Se trata de una tortura que llevamos día con día (…) Nos ha llevado a enfermarnos, a decaer. Si ustedes prometieron no dañar a las familias, éste es uno de los daños más grandes que puede existir después de no saber de nuestros seres amados”, dice la misiva.

LEER MÁS:  Daniela Dalay acababa de cumplir 15 años, un día después desapareció en Tlalnepantla

“Apelamos a sus grandes corazones, a que nos den un poco de paz o la paz completa al encontrar a nuestros hijos amados, a nuestros hermanos, a nuestra familia”, añade.

Los familiares dijeron que “la fiscalía no investiga” y por ello insistieron desesperadamente a los miembros del cártel, “rogando y suplicando a su corazón y a su conciencia”.

Mencionaron que esperan “una respuesta y un milagro”, y que, si les ayudan, estarán agradecidos para siempre.

José Antonio Saavedra Ortega y Yosimar García Cruz eran parte de un grupo de policías en Culiacán que el pasado 30 de septiembre de 2016 apoyó a los militares que fueron emboscados en esa ciudad. Pero, entre el 21 de enero y 22 de marzo de 2017, seis agentes de esa agrupación fueron asesinados y a Yosimar y a José Antonio se los llevaron hombres armados que los sacaron de sus domicilios.

LEER MÁS:  Juez exonera a 21 personas relacionadas con el caso Tierra Blanca

María Isabel Cruz, madre de Yosimar, y Juan Carlos Saavedra, hermano de José Antonio, dijeron que los casos de sus familiares representan desapariciones forzadas pues antes de que se concretaran los secuestros se observaron “patrullas de la policía municipal en la zona”. Por ello pidieron que la PGR atrajera las investigaciones.

 

 

Con información de Proceso 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook