Policías asesinaron a niño hondureño de 10 años que buscaba reunirse con su madre en EU

El niño buscaba reunirse con su madre pero recibió un disparo en la cabeza a su paso por México, cuando policías atacaron a balazos la camioneta en que viajaban más de 40 centroamericanos. 

Regeneración, 15 de noviembre de 2017.- El pasado sábado por la noche, un niño hondureño migrante de 10 años fue asesinado a tiros durante una persecución en la que viajaba junto a otros 40 centroamericanos.

El niño pretendía reunirse con su madre, quien pagó para que lo cruzaran a Estados Unidos, informó su padre, Juan Ramón Cardoza, quien desde el barrio San Isidro, Tocoa, Honduras, relató que el menor viajaba solo y recibió un disparo en la cabeza, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Chiapas Nos Une Doctor Jesús Gilberto Gómez Maza, donde murió.

El padre del menor responsabilizó a los policías del ataque, mientras que la versión oficial dice que fue un grupo armado intentó “levantar” a los migrantes. El niño, de nombre Oscar Ramón, viajaba con su hermana y una tía, hermana de su mamá y antes, decidieron buscar una visa en la embajada de Estados Unidos para viajar seguros, pero, les fue negada y por ello la madre decidió que sus hijos cruzaran la frontera de forma ilegal, viajando por Guatemala y México.

LEER MÁS:  'Honduras, ejemplo de lo que nos va a pasar con Seguridad Interior': Solalinde

Esta no era la primera vez que Oscar Ramón intentaba cruzar a EU pues en septiembre lo intentó pero fue deportado.

Su padre indicó que los testimonios de sobrevivientes señalan que el camión con redilas en que viajaban los migrantes fue perseguido a balazos cerca de la comunidad 5 de mayo y Estación Chontalpa en el municipio de Huimanguillo, Tabasco y que quienes disparaban eran policías.

“Sí eran policías, eso me dijeron, que era una patrulla con torreta, y los que les dispararon llevaban uniformes azules como el de los federales”, dijo el hombre que está a la espera del cuerpo de su hijo para darle sepultura.

LEER MÁS:  Lupe Valdez, primera sheriff hispana y gay buscará la gubernatura de Texas

El Instituto Nacional de Migración indicó que los agentes del Grupo Beta atendieron a una mujer hondureña y un menor guatemalteco que resultaron gravemente heridos al haber sido atacados, junto con otros 40 migrantes, “por un grupo armado” en el tramo carretero Malpaso-Las Choapas, en Veracruz.

Señaló que los migrantes fueron perseguidos por un vehículo que intentaba alcanzarlo y al no conseguirlo, comenzaron a disparar contra ellos, dejando a una mujer hondureña de 36 años herida con tres impactos de bala y a dos personas más sin vida, un adulto en el lugar del suceso y un menor de 10 años de edad, quien falleció en el hospital.

La versión oficial indicó que el INM entabló comunicación con los Consulados de Guatemala y Honduras, para informar sobre el hecho y dar inmediata asistencia a los migrantes, en tanto que Rubén Figueroa, activista y defensor de los derechos humanos de los migrantes y miembro del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), dijo que no creer la versión oficial y que el ataque estaría vinculado con policías que extorsionan a traficantes de personas en la región, hecho por que el pidió a la CNDH que indague la situación y recoja testimonios de los sobrevivientes para dar con los responsables.

LEER MÁS:  Migra mexicana obstaculiza derecho apoyo legal a migrantes: Centro Fray Matías

 

Con información de Proceso

 

Comentar con facebook