Compartir

Un bebé muerto, 3 bebés graves por bacteria adquirida en el Hospital Integral de Cuetzalan. En un mes por lo menos 6 casos, denuncian

Por Leticia Ánimas Vargas

Regeneración, 19 de mayo del 2018. Cuetzalan, Pue.– Seis recién nacidos en el Hospital Integral de Cuetzalan se infectaron con una bacteria adquirida en el nosocomio, lo que provocó la muerte de una niña y al menos tres de ellos continúan en tratamiento y hospitalización, denunciaron padres de los menores que pidieron que su identidad sea guardada en el anonimato.

De acuerdo con testimonios dados a conocer por el Consejo Ciudadano de Huitzilan los hechos se suscitaron desde mediados de Abril y los primeros días de Mayo e incluso motivaron que los padres de los niños presentaran una queja ante la Jurisdicción Sanitaria con sede en Zacapoaxtla, tras el fallecimiento de una niña registrado el 1 de Mayo, luego de que su estado de salud se agravó el 29 de Abril.

“La niña se encontraba infectada por la bacteria que adquirió en el Hospital y recibía un tratamiento a base de antibióticos,  su estado era considerado estable, pero de repente se puso muy grave y el hospital solicitó a los familiares que consiguieran plaquetas pues su salud empeoraba rápidamente”, agregaron.

Pese a la situación, indicaron, el hospital no se hizo responsable de adquirir las plaquetas que requería la menor, de manera que sus familiares con sus propios recursos se trasladaron a Puebla y las consiguieron, pero tardaron y esto habría sido determinante para que la niña no respondiera favorablemente al tratamiento y falleciera.

LEER MÁS:  Balean casa y coche de candidato de San José Acateno en Puebla

Otro caso es el de dos bebés que nacieron “sin problemas de salud” el 24 y el 26 de abril, respectivamente, sus madres fueron dadas de alta tres días después del parto, pero los niños se quedaron hospitalizados por presentar fiebre y otros síntomas de infección.

Los médicos informaron a los padres que sus hijos estaban “un poco mal” y les iban a dar un tratamiento con antibióticos, pero tras una semana no presentaban mejoría. Todos, explicaron, estaban en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del nosocomio.

“Les hicieron análisis y nos dijeron que aparentemente estaba todo bien. Pero la doctora dijo que mejor se había adelantado y le iba a dar antibiótico y a ver qué reacciones tenían”, explicaron.

De pronto se dieron cuenta de que había al menos otros cuatro recién nacidos con el mismo problema que sus hijos y decidieron entrevistarse con el director del hospital. “Él nos dijo que los bebés estaban infectados pero que no sabía cómo había sucedido. Nos dijo que había muchas cosas por las que podía haber pasado: por los médicos, por las personas que hacen el aseo o a lo mejor por el personal o por los padres. ‘Yo por eso no me voy a meter ahí, porque es un área muy delicada’, dijo el director”.

LEER MÁS:  Pueblos masehual, totonaku y mestizos exigen cese violencia vs defensores

Además les indicó que en ese momento no había pediatras en el hospital porque estaban de vacaciones y que sólo estaba la residente. “Hay que tener paciencia”, les recomendó al tiempo de informar que estaba gestionando traslados, pero no había ningún hospital que los aceptara. “Todos los hospitales están llenos”.

Los padres decidieron presentar una queja ante la Jurisdicción Sanitaria, debido a que hasta ese momento ningún pediatra había revisado a sus hijos en el Hospital Integral de Cuetzalan, ni siquiera había médicos y los menores están siendo atendidos “por un pasante”. Fue hasta el 6 de Mayo, cuando un especialista se hizo cargo de los casos y el 12 de Mayo fue sustituido por otro.

Por la gravedad de su estado de salud, uno de estos niños fue trasladado al Hospital del Sur en la ciudad de Puebla el mismo 12 de Mayo, mientras el otro sigue en Cuetzalan y al parecer “está estable”, pero aún no se sabe cuándo será dado de alta, añadieron.

LEER MÁS:  Por apoyar a AMLO amenazan a petroleros de sección 39

Un cuarto caso es el de una menor que nació a mediados de abril con un síndrome y problemas generales de salud por lo que fue trasladada a Puebla para atenderla además de un aparente problema cardiaco que finalmente se descartó, pero regresó al Hospital de Cuetzalan donde habría adquirido la bacteria y continúa internado en este lugar.

A la incertidumbre generada por el mal estado de salud de sus hijos, los padres de los menores han tenido que sumar el maltrato del personal del hospital, “desde policías, enfermeras y médicos”.

Además creen que no se les ha informado de manera adecuada y oportuna sobre el padecimiento de sus hijos, ni se han hecho las gestiones necesarias para que los menores se recuperen y sanen.

Creen que se trata de una infección en la sangre, pero los análisis clínicos después de más de dos semanas no han arrojado resultados claros o, no se les ha dicho con precisión qué es lo que sucede. a las familias de los menores.

Pero lo que más preocupa, dijeron es que el problema se ha ocultado a los pobladores y que en el Hospital de Cuetzalanse sigue atendiendo partos sin que se conozca el riesgo al que se pueden enfrentar.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook