¿Qué está pasando en Ecuador? Guillermo Lasso disuelve Congreso

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decidió quitar al Congreso de cara a un posible inicio de juicio político para destituirlo.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decidió quitar al Congreso de cara a un posible inicio de juicio político para destituirlo.

RegeneraciónMx, 17 de mayo de 2023.- El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, disolvió la Asamblea Nacional y puso fin al juicio político que estaba en marcha con la intención de destituirlo.

Con esta decisión, el presidente Lasso podrá gobernar hasta por seis meses por decreto con el control de la Corte Constitucional.

La decisión fue dada a conocer a través de un mensaje en medios en el que Guillermo Lasso aseguró que “todos los esfuerzos del Poder Legislativo están enfocados en desestabilizar al gobierno”.

“Esta es una decisión democrática no sólo porque es constitucional sino porque le devuelve al pueblo ecuatoriano el poder de decidir su futuro en las próximas elecciones” y consideró que “ésta es la mejor decisión posible que nos abre el camino para recuperar la esperanza, la tranquilidad”, señaló

“Este es un nuevo momento para el optimismo”: Guillermo Lasso

Tras esta decisión, el presidente Lasso deberá convocar elecciones presidenciales y legislativas. Los ganadores de estos comicios completarán el actual periodo presidencial y legislativo que termina en mayo de 2025.

LEER MÁS:  Sheinbaum recuerda a Ecuador juicio por agravios ante corte Internacional

En una conferencia de prensa posterior, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Nelson Proaño, expresó su apoyo al orden constituido en una aparente aprobación a la decisión del mandatario.

¿Por qué se dio esta acción contra la Asamblea Nacional?

La decisión de Lasso se sustenta en el artículo 148 de la constitución que confiere al presidente la potestad de disolver el Legislativo por una sola vez, dentro de los tres primeros años de su mandato, por tres causales: cuando la Asamblea se hubiere arrogado funciones que no le corresponden, por obstrucción al plan nacional de desarrollo o por grave crisis política y conmoción interna.

La disolución se produjo en momentos en que la Asamblea, dominada por una coalición integrada por el partido Unión por la Esperanza (UNES) del ex presidente Rafael Correa (2007-2017), el Partido Social Cristiano y el de los indígenas Pachakutik llevaban adelante un juicio político a Lasso por supuesta malversación de fondos.

El presidente ha mantenido una mala relación con el Legislativo, a cuyos integrantes ha acusado de haberle pedido cargos estatales, el manejo de instituciones públicas como hospitales y hasta dinero en efectivo a cambio de votos.

LEER MÁS:  Sheinbaum recuerda a Ecuador juicio por agravios ante corte Internacional

La Asamblea fue desalojada en la madrugada y un fuerte contingente militar y policial en sus alrededores impide el paso.

La situación se mantiene en aparente calma en las calles y aún no se conoce ningún pronunciamiento de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, que en los últimos años ha realizado movilizaciones y protestas que virtualmente paralizaron al país.

Ahora el Consejo Nacional Electoral deberá convocar elecciones presidenciales y parlamentarias, que deberán cumplirse en un plazo máximo de 90 días. Aunque la constitución no especifica una duración para este proceso, se estima que podría tomar entre cuatro y seis meses. Lasso podría presentarse como candidato.

Con información de agencias

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.