Compartir

El relator especial de la ONU, Bastuk Tuntak visitó San José Baviácora en donde escuchó a los afectados por el derrame tóxico en el río Sonora, señaló a la OMS por no dar atención a las comunidades afectadas.

Regeneración, 7 de mayo de 2018.- El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bastuk Tuncak criticó que la organización Mundial de la Salud (OMS) no diera atención a las comunidades que resultaron afectadas tras el derrame tóxico de la mina de Buenavista del Cobre, que es propiedad de Grupo México, esto ocurrió en el río Sonora en agosto de 2014.

LOS DAÑOS ECOLÓGICOS, DE SALUD Y ECONÓMICOS CONTINÚAN

Los pobladores dieron a conocer sus reclamos al representante de la ONU, detallaron que aún continúan los daños a la salud, ecológicos, así como económicos.

LEER MÁS:  Gobierno de AMLO busca acompañamiento y colaboración de la ONU

“¿Qué pasa con la OMS? ¿Por qué no ha venido? ¿Por qué las normas sanitarias de la OMS están rebasadas y sus topes son diferentes a los estipulados en la norma oficial mexicana? Este es un asunto en el cual la ONU y sus agencias deberían estar plenamente involucrados y cuestionar”, destacó Bastuk Tuncak.

Los integrantes de los comités de cuenca del río Sonora exigieron remediación ambiental, así como leyes que impidan otro desastre ecológico, además aseguran que las personas afectadas han ido empeorando, así lo detalla información de La Jornada.

LEER MÁS:  Confirman inicio de recuperación de capa de ozono

Una vecina, que responde al nombre de Esperanza García, detalló que la acumulación de metales pesados en la sangre ha afectado a más de mil habitantes, entre los daños que les ha provocado están: dermatológicos, neuronales, así como varios tipos de cáncer, las cifras “oficiales” sólo reportan 280 casos, además dese el año 2006 no se han realizado estudios a las personas que viven cerca del río.

Del presidente de uno de los comités de la cuenca, Óscar Encinas, destacó que se siguen violando sus derechos, principalmente al agua limpia, a la atención médica así como a la justicia. Indicó que los pobladores tienen temor de participar en los comités de la cuenca y que además las ventas de sus productos agrícolas se han desplomado debido a que no los compran por miedo a que contengan desechos mineros.

LEER MÁS:  Gobierno de AMLO busca acompañamiento y colaboración de la ONU

Bastuk destacó que pueden pasar meses, incluso décadas para que se manifiesten los verdaderos daños a la salud. “En estos casos los más vulnerables son los jóvenes, los niños y los no nacidos”.

La ONU ha creado cargos especializados en derrames tóxicos, pues busca que aquellos que están involucrados en el desastre ambiental se responsabilicen. En su primera visita el sitio afectado, la organización ha determinado que tanto la minera como el gobierno son corresponsables del derrame.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook