Advierten de compra, cooptación y acarreo de voto masivo por el PRI

La campaña sucia del PRI contra AMLO no se reducirá al ataque en los medios de comunicación, sino a la compra, coacción, cooptación y acarreo de votos.

 

Regeneración, 07 de mayo de 2018.- Como en las elecciones de 2017 en el Estado de México y Coahuila, el PRI prepara a sus operadores electorales para incidir en las elecciones del 1 de julio, con compra, coacción, cooptación y acarreo de votos, advirtió en su columna Salvador García Soto de El Universal.

Según el columnista, la “cacería” contra López Obrador, no se limita a la campaña sucia contra el candidato de Morena, sino a una compleja operación electoral que manejan muy bien los priistas y que en las elecciones de años anteriores les han asegurado el triunfo.

“Por ahora el discurso es ideológico y de imagen, pero conforme se avecine el 1 de julio la operación ‘anti-López Obrador’ se orientará más hacia la operación electoral”, escribió García Soto.

LEER MÁS:  En Tamaulipas el pueblo ya decidió claman [email protected] de Morena

“Es una ‘operación’ en la que se pueden perder las ciudades y grandes metrópolis, como ocurrió en el Edomex, pero en las zonas rurales, sobre todo en las casillas más lejanas y apartadas, la gente vota masivamente por la opción oficial”.

Para que un fraude electoral de estas características sea efectivo, se necesita primero que el candidato al que se le quiera ganar no tenga representantes de casilla en todos los puntos de votación o que puedan cooptarlos; y que sean máximo entre 5 y 8 puntos de ventaja.

“Por ejemplo, si en el país hay 155 mil casillas en total, con sólo ‘operar’ un 10% de esas casillas (15 mil 500), en razón de 300 votos metidos o anulados en cada casilla, se obtendría una diferencia de hasta 4 millones 650 mil votos, suficientes para bajar hasta 8.5 puntos de votación (cada punto son 500 mil votos); es decirl que con los ‘operadores electorales’ una estrategia bien cuidada y mejor ejecutada le pueden tumbar hasta 8 puntos a cualquier candidato”, explicó García Soto.

LEER MÁS:  Renuncia fiscal del caso Ayotzinapa, continuará investigación: AMLO

En su análisis, el autor de Serpientes y Escaleras señaló que el año pasado, durante las elecciones del Estado de México, Morena tuvo representantes en el 70 por ciento de las casillas, y aquellas que no fueron vigiladas, lejanas y de difícil acceso, fueron las que le otorgaron el 2.7% de ventaja que derrotó a la candidata de Morena, Delfina Gómez.

Tan sólo ayer, el candidato priista, José Antonio Meade, reconoció los comicios del Estado de México y Coahuila como “ejemplos” de una victoria del PRI, ¿será que el nuevo dirigente priista, René Juárez Cisneros, conocido por su gran labor “en tierra”, fue nombrado para orquestar esta operación?

Vía El Universal.