Revocación: 15 millones sin miedo a la esperanza en México

Votantes en revocación se forjan su propio criterio y buscan sus propios argumentos, esforzándose por pensar con independencia de la ideológica neoliberal

El pueblo votó en la revocación

Regeneración, 14 de abril de 2022. Los 15 millones de votos que se expresaron en la consulta de revocación de mandato representan un gran núcleo de la conciencia de la patria.

Por Pablo Rojas*

15 millones de personas siguen respaldando contra viento y marea a AMLO. A pesar de la campaña de linchamiento de los grandes medios de comunicación, de la ideología de las clases dominantes, de la crisis, de los obstáculos y de los tropiezos.

Con todo y eso, respaldan su política pública, su estrategia y su orientación de izquierda. Están de acuerdo con que en las mañaneras se desenmascaren las telarañas del bloque neoliberal, y también coinciden con la recuperación nacional que busca revertir el entreguismo al extranjero de los gobiernos anteriores.

Ese núcleo de 15 millones no necesariamente es de izquierda, pero al menos sí capta a conciencia las inconsistencias y la podredumbre del neoliberalismo y sabe que ya no podemos regresar a eso, como lo proponen PRI, PAN, PRD, Claudio X. González, Gustavo de Hoyos y la pila de sus comunicadores e intelectuales orgánicos.

Revocación

A su vez, esas 15 millones de personas también aprecian los logros de la 4T, entienden la importancia de la redistribución del ingreso para los más pobres a través de los apoyos universales, la preponderancia que tienen el aumento al salario mínimo, la disminución de los altos salarios de funcionarios públicos, la democratización del Estado, el pago de impuestos de los grandes potentados y también las obras de infraestructura para la recuperación de la soberanía nacional.

LEER MÁS:  Redes exhiben a Anabel Hernández por sus “pruebas” sobre AMLO y el Narco

Son personas no necesariamente organizadas, pero que sí tienen una base de autonomía respecto a la ideología dominante de las corporaciones mediáticas, pues buscan sus propias fuentes de información y desmienten la verborrea de Loret de Mola, Brozo, Ciro Gómez Leyva y demás adictos a la clase dominante.

Asimismo, se forjan su propio criterio y buscan sus propios argumentos, esforzándose por pensar con independencia de la línea ideológica neoliberal.

Y, además, esas 15 millones de personas están dispuestas a abrazar el cambio, no le tienen miedo, durante estos años se han mantenido firmes en la noción de transformación como una necesidad colectiva.

Histórico

Saben que el país lo reclama, y lejos de ceder ante el miedo o a la desesperanza, abrazan más bien un nuevo horizonte utópico de regeneración nacional, que puede estar acotado en su capacidad transformadora, pero que sigue siendo lo más disruptivo que hay en este momento histórico.

15 millones de participantes en la consulta de revocación es un gran número, y me queda claro que el bloque neoliberal busca desestimarlo a toda costa porque les provoca un pánico inusitado.

Son 15 millones de rebeldes que se han negado a seguir el guion de 36 años y que se han dispuesto a escribir su propio libreto. No son controlables, son críticos, son independientes.

Es una fracción plebeya inconforme y segura de sí misma.

Es una cantidad nunca antes vista en la historia de México, y, además, no ha disminuido. Son los 15 millones oficialmente reconocidos en 2006, a quienes se les hizo un fraude; quienes se mantuvieron firmes en 2012; son los 15 millones que convencieron a otros 15 millones en 2018.

LEER MÁS:  A los gobiernos estatales le corresponden los delitos del fuero común y no a AMLO: Sheinbaum

Esas personas conforman hoy en día un núcleo que va a seguir en pie sin arrodillarse más y eso tiene un gran valor.

Gran noticia

¡Qué gran noticia! Podría ser un primer indicio general de que se está gestando un cambio cultural en este país. Ahora, hay 15 millones de personas que ven el mundo bajo otra concepción, bajo otra ética, bajo otros principios, bajo otros deseos, bajo otras utopías.

Representan la potencialidad para una gran reforma intelectual y moral, que está construyendo el piso para otra forma de hacer política.

Es un verdadero reto encontrar la forma de que esos 15 millones puedan organizarse activamente, puedan movilizarse constantemente, puedan encontrarse y verse a los ojos y dejar de ser simples estadísticas, para intercambiar subjetividades, experiencias y sentires.

Desafío

Por ello es un reto para esos 15 millones de votantes en la revocación darle continuidad a la 4T y profundizarla.

Y es todo un desafío hacer que esos 15 millones puedan multiplicarse en la aspiración a convencer con ideas a otras personas más de unirse a una transformación pacífica y radical a contrapelo de la influencia de las clases dominantes.

Dicho de otra forma, esos 15 millones de personas son la 4ª Transformación. Son una gran esperanza.

*Pablo Rojas es Politólogo y latinoamericanista. Licenciado en Ciencias Políticas, maestro en Estudios Latinoamericanos y doctorante en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Especialista en Estado, gobierno y democracia por el Instituto Complutense de Estudios Internacionales.