En los primeros meses del 2018 el robo del cable que alimenta de energía al Trolebús se ha incrementado, ha dejado perdidas de hasta 68 millones de pesos.

Regeneración, 23 de mayo de 2018.- En los últimos años el robo del cable que alimenta de energía al transporte público Trolebús, de la Ciudad de México ha aumentado exponencialmente, del 2016 a 2017 ese delito se elevó hasta 600%.

De enero a abril de este año aumento siete veces la sustracción ilegal de el cableado comparándolo con el año 2016.

Cifras del Servicio de Transportes Eléctricos (STE) indican que los saqueos que se cometieron en 2017 y los primeros meses del 2018 han dejado pérdidas económicas mayores a 68 millones de pesos, indica el diario La Jornada.

Eduardo Venadero, ex director del STE así como expertos en el tema detallaron que el hurto de cable alimentador de las unidades del trolebús es una actividad redituable para los delincuentes, pues de ahí obtienen el cobre que en el mercado negro tiene alta demanda y se paga bien, alrededor de mil 200 pesos por un metro, esto por la escasez en el mundo.

Datos del STE indican que en 2016 se robaron 4 mil 69 metros, mientras en 2017 fueron 70 mil 426 y de enero a abril de este año la delincuencia se ha apropiado ilegalmente de 28 mil 819 metros.

Las delegaciones en donde se dieron más casos son Iztapalapa y Gustavo A.Madero, en donde circulan el mayor número de ramales.

La STE detalla que de enero a abril van 357 las denuncias penales interpuestas ante el Ministerio Público por el robo del cable alimentador de los trolebuses; en 2017 fueron mil 103, y en 2016 alcanzaron 56 los recursos legales presentados ante la PGJ.