Secuestran de refugio a 3 bebés chimpancés y exigen rescate

En República del Congo santuario de chimpancés atacado de madrugada. Se llevaron a bebés César, Hussein y Monga. Dos más se escondieron en la cocina

Secuestran de refugio a 3 bebés chimpancés y exigen rescate

Regeneración, 24 de septiembre de 2022. Un santuario de animales en la República Democrática del Congo (RDC) sufrió el secuestro de tres de sus bebés chimpancés.

“Esta es la primera vez en el mundo que los simios bebés son secuestrados para pedir un rescate”.

Lo anterior, dijo a CNN Franck Chantereau, fundador del santuario donde tuvo lugar el secuestro.

Chimpancés

Y es que el portal indica que se trata del santuario, Animales jóvenes confiscados en Katanga (abreviado como JACK en francés).

Mismo que, se encuentra en Lubumbashi, cerca de la frontera entre la República Democrática del Congo y Zambia.

Esto, en una ruta clave desde el Congo hasta Sudáfrica a través de la cual los simios se pasan de contrabando al resto del país. mundo, señaló el portal.

Así, se indica que los secuestradores irrumpieron en el santuario alrededor de las 3 am del 9 de septiembre, dijo Chantereau.

Además, se llevaron a tres de los cinco chimpancés bebés que había rescatado en lo que va del año: César, Hussein y Monga.

Incluso refiere que más tarde encontró a los otros dos escondidos en la cocina.

Mensajes

Y es que una hora después del allanamiento, la esposa de Chantereau recibió de los secuestradores tres mensajes y un video de los chimpancés secuestrados.

-“Nos dijeron que tenían planeado secuestrar a mis hijos porque se suponía que venían aquí de vacaciones. Pero no vinieron».

LEER MÁS:  Joven llora por tener que trabajar ocho horas y se viraliza

Y, así «los secuestradores tomaron como rehenes a estos tres bebés y nos exigieron una gran cantidad de rescate”, dijo Chantereau.

Asimismo, se indica que los secuestradores afirmaron haber drogado a los chimpancés y amenazaron con hacerles daño si Chantereau no pagaba el rescate.

“Obviamente, es imposible para nosotros pagar el rescate”, dijo Chantereau.

Además, dijo que «si seguimos su camino, muy bien podrían volver a hacerlo en dos meses, «y tampoco tenemos garantía de que nos devuelvan el bebé”.

“Hay 23 santuarios en todo el continente haciendo esto. Si pagamos el rescate, podría sentar un precedente y podría dar ideas a otros, por lo que debemos estar extremadamente atentos”, dijo.

Gobierno

-“No cederemos a este tipo de demanda”, dijo el viernes a CNN Michel Koyakpa, asesor de medios del ministro de Medio Ambiente de la República Democrática del Congo.

“(El secuestro) es inhumano y antinatural”, dijo Koyakpa y agregó que este tipo de secuestro es “el primero de este tipo en la historia de la República del Congo, agregó.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el santuario de Chantereau ha sido atacado.

Y es que meses después de su fundación en 2006, un grupo de personas irrumpió durante la noche y prendió fuego al dormitorio de los chimpancés bebés.

En esa ocasión, matando a dos de los cinco que estaban allí en ese momento.

LEER MÁS:  Joven llora por tener que trabajar ocho horas y se viraliza

Por otra parte, en septiembre de 2013, el centro educativo del santuario fue incendiado, pero no hubo víctimas, según Chantereau.

Devastados

Han pasado casi dos semanas desde que Chantereau recibió alguna prueba de los secuestradores de que los chimpancés todavía estaban vivos, y está preocupado.

“No podemos volver a nuestra vida diaria, estamos completamente devastados”, dijo.

Pero Chantereau dijo que el secuestro no cambiará su determinación de salvar a los bebés chimpancés de las garras de los contrabandistas.

“Para atrapar a los bebés, tienen que matar a toda la familia en la jungla, generalmente entre 8 y 10 simios individuales, y muchos de los simios bebés morirán antes de llegar a su destino final”, dijo Chantereau.

Muchos de los compradores de los bebés de contrabando son personas adineradas que quieren tener animales exóticos en sus hogares, según Chantereau.

“No entienden las consecuencias de sus acciones porque para que un bebito llegue a sus manos, al menos 10 han muerto”, dijo.

También es peligroso, ya que los chimpancés crecen rápidamente y un chimpancé adulto puede matar a un humano adulto con sus propias manos.

Chantereau no tiene esperanzas en el futuro. “Sé que lamentablemente (los secuestros) ocurrirán cada vez con más frecuencia”, dijo.

“Todos estos animales son cada vez más raros en el bosque. Nosotros en los santuarios, tenemos animales, están sanos. Está claro que es mucho más fácil para esta gente atacarnos”.