Sismo del pasado 23 de junio reveló pinturas rupestres en el Istmo de Tehuantepec

En la zona del Istmo de Tehuantepec, se tiene registrado uno de los asentamiento más antiguos, por lo que se cree que las pinturas tienen cientos de años. 

 

Regeneración, 5 de julio del 2020.El sismo del pasado 23 de junio de 7,4 grados, con epicentro en Oaxaca, reveló una pintura rupestre antigua con cientos de años de antigüedad.

En la zona de Santa María Mixtequilla, una comunidad zapoteca ubicada en la región geográfica del Istmo de Tehuantepec. El movimiento telúrico hizo que rocas del Cerro de la Pasión se desprendieran.

LEER MÁS:  Dos terremotos de 6.1 en Irán y múltiples réplicas, 4 fallecidos y 44 heridos

Lo anterior provocó que diez personas perdieran la vida, pero también dejo al descubierto dos dibujos pintados hace cientos de años.

En la primera pintura se puede apreciar una imagen de unos 60 centímetros, donde dos espirales se unen en una sola línea con dos trazos paralelos.

Mientras que en la segunda, la imagen mide aproximadamente unos 40 centímetros, la figura se asemeja a una figura humana que se encuentra de pie. Así mismo, se puede apreciar que la persona sostiene algunas hierbas o un cetro con una de sus manos.

LEER MÁS:  Dos terremotos de 6.1 en Irán y múltiples réplicas, 4 fallecidos y 44 heridos

En esta región está ubicado uno de los pueblos más antiguos del Istmo de Tehuantepec, en donde además hay gran presencia de grupos indígenas zapotecas y mixtecos.

Según las autoridades, esta zona cuenta con abundante agua y cerros, por lo que durante la época prehispánica sus cavernas pudieron ser habitadas.