En su prolífica carrera compuso más de 600 temas, trabajó con grandes artistas de talla nacional e internacional. Y fue el creador de famosos temas de telenovelas que muchos aún recuerdan.

Regeneración, 5 de julio de 2020. El pianista, arreglista, y productor musical, Juan Fernando Silvetti Adorno, mejor conocido como Bebu Silvetti, nació en la ciudad argentina de Quilmes. Desde muy pequeño aprendió a tocar el piano. En 1955 a la edad de 19 años decidió mudarse a España donde trabajó varios años como pianista en algunos clubes de jazz.

Llegó a México a principios de los años setenta, donde inicialmente pensaba quedarse tan sólo un año. Pero el destino le tenia preparados otros planes, ya que comenzó a ser reconocido por su talento y trabajo en el país, y entonces decidió establecerse en México.

Obtuvo fama a partir de 1975, cuando compuso el tema musical para la telenovela Mundo de Juguete. Después compuso temas también para otras icónicas telenovelas como Gabriel y Gabriela (1982), Vanessa (1982), El Pecado de Oyuki (donde participó su hija Anna Silvetti), Imperio de Cristal (1994), Si Dios Me Quita la Vida (1995), etc.

Silvetti era considerado un excelente arreglista musical, fue así que recibió invitaciones para trabajar con artistas internacionales como Paul Anka, Engelbert Humperdinck, Roberto Carlos, Rocío Dúrcal, Plácido Domingo. entre otros. Y a nivel nacional trabajó con Juan Gabriel, Yuri, Raphael, y Luis Miguel entre muchos otros. Justamente con este último terminó de muy mala forma su relación. Ya que comenta Bebu que cuando murió su esposa, Luis Miguel no fue ni para llamarlo para dar el pésame.

En solitario, Silvetti editó más de 17 discos, muchos de ellos inspirados en la cultura mexicana.

En 1980 lanzó el disco Silvetti en México donde tocó su sintetizador mezclado con el sonido del mariachi. De este disco se desprendió el tema que sirvió de entrada para el programa de televisión Noche a Noche, conducido Verónica Castro.

Silvetti tuvo un gran manejo de los géneros musicales, bien podía componer un tema formal y clásico, como también realizar canciones con sonidos actuales de su momento, o ejecutar experimentos y fusiones entre ritmos y géneros.

 

Bebu Silvetti murió a los 69 años en el 2003, siendo uno de los artífices que dieron forma y cohesión a la cultura pop mexicana y latinoamericana del ultimo cuarto del siglo XX.