Los llamados Papeles de Panamá revelaron que el primer ministro de Islandia, Sigmundur Gunnlaugsson tuvo una empresa en un paraíso fiscal. A pesar de que la sociedad civil exige su renuncia, hoy descartó la posibilidad de dejar el cargo.

gunnlaugsson

Regeneración, 4 de abril de 2016,.-  Gunnlaugsson es líder del partido progresista y entró al Parlamento Islandés en 2009. Él y su esposa eran dueños de una sociedad de Islas Vírgenes Británicas llamada Wintris, con casi 4 millones de dólares en bonos e los tres principales bancos islandeses. A finales del 2009, Gunnlaugsson vendió su 50% de participación en Wintris a su esposa por un dólar. La venta se llevó a cabo exactamente un día antes de que entrara en vigor una ley en Islandia que lo hubiera obligado a declarar la propiedad de Wintris.

Islandeses protestan frente al centro de Reikjavik, exigen renuncia de primer ministro:

La sociedad civil islandesa ha exigido su dimisión y a través de las redes sociales han comenzado a manifestarse en el centro de Reikiavik. También la oposición parlamentaria reclamó el abandono del ministro de su cargo. Por su parte, la ex primera ministra Johanna Sigurdardóttir, reclamó la dimisión de Gunnlaugsson al considerar que la credibilidad del país estaba en juego.

La líder del partido Pirata, Birgitta Jónsdottir, exigió la renuncia del primer ministro al considerar que ha arruinado la credibilidad del país.

Gunnlaugsson aseguró a la televisión islandesa que agotará la legislatura para que los electores muestren su parecer en los próximos comicios que tendrán lugar en la primavera del 2017.

Fuente: Excelsior