Tabasco: descubren ciudad maya monumental, 3 mil años, la más antigua

Son 27 sitios mayas, mil 400 metros monumentales de entre 10 y 15 m de altura, 9 amplias calzadas. Descubiertos con tecnología lasser disponible en internet

Descubren sitio maya más antiguo en Tabasco
Descubren sitio maya más antiguo en Tabasco

Regeneración, 3 de junio del 2020. En Aguada Fénix, situado en Tabasco, cerca de la frontera noroeste de Guatemala, se localizó una zona monumental que mide casi 1.400 metros de largo, tiene entre 10 y 15 metros de altura e incluye nueve amplias calzadas.

El descubrimiento

Se trata de un equipo internacional dirigido por los profesores de la Universidad de Arizona en la Escuela de Antropología, Takeshi Inomata y Daniela Triadan.

Ellos, junto con el equipo, ha descubierto 27 sitios mayas de 3000 años de antigüedad gracias a un mapa en línea gratuito.

Se trata de un sistema remoto, conocido como LIDAR (siglas en inglés) que determina la distancia entre un emisor láser hasta objeto.

Mapa en tres dimensiones

Gracias a la tecnología Lídar, se dibujó un conjunto de centros ceremoniales, que se fueron construyendo entre los años 1000 y 800 antes de Cristo.

LEER MÁS:  La contaminación del aire es el mayor riesgo para la salud: ONU

-“Fue impresionante ver toda esa superficie. Es enorme”, confirma Inomata.

Imagen

Desafío de modelos

El descubrimiento desafía los modelos concebidos hasta ahora.

“Yo creo que tener esa base tan potente les ayudó luego a organizarse y repartirse en aldeas más pequeñas”, opina Inomata.

Sedentarismo y semejanza social

La próxima etapa, según cuenta el autor, es analizar los alrededores y ver cómo este conjunto estaba comunicado con el resto.

Imagen

Durante mucho tiempo, algunos investigadores pensaron que los mayas no fueron unos sedentarios hasta el año 350 antes de Cristo, aproximadamente.

Hoy, la idea cambia.

El sedentarismo apareció mucho «antes debido a la importancia de los cultivos de maíz para dichas civilizaciones y a la presencia de vajilla de cerámica».

“Esto es clave para entender el pasado y cómo se fueron construyendo las civilizaciones”, asevera Inomata.

LEER MÁS:  Empresas europeas exportan pesticidas prohibidos a países como México y Brasil

Imagen

“Seguramente no quisieron moverse de sitio para tener el dominio del maíz y para que nadie les robara”, adelantó.

A partir de ahora, Inomata quiere descubrir más cosas sobre este mundo bajo tierra, de los habitantes que las construyeron: ¿quiénes eran y cómo vivían?

Pocas desigualdades

Otro aspecto sorprendente de la investigación es que el hallazgo no deja evidencias claras de una desigualdad social muy marcada, como se deducía de anteriores descubrimientos.

“También existía una brecha social, pero no tan profunda. No había reyes ni jerarquías como tal», indicó el investigador.

Imagen

Además, con este descubrimiento vemos que fue un trabajo de comunidad y que se dedicaban a lo mismo:Imagen

-«Todo giraba entorno a los cultivos y a la pesca. Había una cierta semejanza entre ellos”, dice el investigador.

Imagen