La jefa de Servicios Generales dijo que Trump no la presionó para retrasar la transición, al contrario, recibió amenazas anónimas para que se apresurara

Regeneración, 23 de noviembre, 2020. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó el inicio del proceso de transición a Joe Biden, virtual ganador de la elección presidencial. Sin embargo, aclaró, esto no significa que haya detenido su lucha legal para impugnar los resultados de los comicios.

El presidente, quien compite por la reelección con el Partido Republicano dio a entender que parte de la decisión se tomó para proteger la seguridad de una funcionaria.

A través de una carta, la jefa de Administración de Servicios Generales de EU, Emily Murphy, notificó a Biden este lunes de la decisión. Ahora la administración de Trump entregará al demócrata un total de 6.3 millones de dólares para la transición en la Presidencia del país.

Murphy aclaró en la carta que la Casa Blanca no la instruyó ni presionó para retrasar la transición. Por el contrario, aseguró haber recibido «amenazas en línea, por teléfono y por correo» contra su seguridad, la de su personal y hasta de sus mascotas para que se apresurara a iniciar el proceso.

LEER MÁS:  Biden nombra a Roberta Jacobson coordinadora de frontera con México

Por su parte, Donald Trump confirmó que recomendó a la jefa de Servicios Generales hacer lo necesario «con respecto a los protocolos iniciales«. Agregó que dio la misma instrucción a su equipo.

Sin embargo, Trump no dejará de impugnar la elección, afirmó a través de sus redes sociales. «Nuestro caso continúa FUERTEMENTE, continuaremos con nuestra justa pelea, ¡y creo que lo lograremos!», escribió.