Compartir

Según una excolaboradora de Trump, el mandatario estadounidense tiene un rápido declive mental y se oculta al público.

 

Regeneración, 13 de agosto de 2018.- Una excolaboradora de Trump en la Casa Blanca, Omarosa Manigault Newman, dio una serie de declaraciones en las que asegura que Donald Trump sufre un rápido deterioro mental que le impide procesar información compleja.

De acuerdo con Omarosa, en los 10 meses que trabajó con Trump, presenció una serie de actitudes raras como comerse un documento para evitar que fuera integrado al archivo presidencial, recoge Eje Central.

LEER MÁS:  La dictadura de Amazon

“Continúan engañando a esta nación sobre qué tan disminuido mentalmente se encuentra (Trump), sobre lo difícil que es para él procesar información compleja, sobre cómo él no está involucrado en algunas de las decisiones más importantes que impactan a nuestro país”, aseguró.

Omarosa hizo públicas sus experiencias en un libro titulado “Unhinged: An Insider Account of the Trump White House”, que salió a la luz luego de que fuera despedida de la Casa Blanca por el jefe de gabinete, John Kelly, quien la amenazó.

LEER MÁS:  Trump destituye a Jeff Sessions como el Fiscal General

Al parecer, Kelly habría indicado que la partida podía ser amistosa o “las cosas pueden ponerse feas para usted”.

Extractos del libro han sido publicados en The Guardian y The New York Times, en ellos se describe a Trump como un “racista, fanático y misógino”, que tiene comportamientos erráticos.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook