Pascuala de la Cruz Pérez de 17 años desapareció desde el mes de enero en San Cristóbal de las Casas, sus padres exigen a la fiscalía del estado que atiendan el caso.

Regeneración, 18 de mayo de 2018.- La menor, Pascuala de la Cruz Pérez de 17 años se trasladó de su comunidad San José Buenavista del municipio de Huixtán a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, su fin era estudiar el bachillerato.

La familia tzotzil denunció que pagaron un rescate de 34 mil 500 pesos para su liberación pero no la liberaron, por su parte la Fiscalía de Chiapas conoce los nombres de los presuntos secuestradores, pero parece que el caso no les interesa por tratarse de personas en condición de pobreza.

Los padres de la menor, Eligio de la Cruz Pérez y Dominga Pérez Díaz en rueda de prensa informaron que su hija fue secuestrada desde el pasado 12 de febrero, en un inicio los secuestradores habían pedido la suma de cinco millones de pesos.

La familia hizo entrega del dinero en un camino de la carretera estatal San Andrés Larráinzar-Bochil, en el lugar que indicaron los secuestradores, a pesar de esto su hija no fue liberada y el secuestrador no volvió a comunicarse con ellos.

A falta de interés por parte de la fiscalía, el padre de Pascuala indagó por su cuenta y supo que uno de los secuestradores vivía en la misma casa en donde se hospedaba su hija, en San Cristóbal de las Casas.

Fue el 12 de enero que ya no se supo de ella, pues al salir del plantel escolar, Pascuala ya no volvió al hospedaje que compartía con su prima Mónica de la Cruz Pérez, el cual se ubicaba en la colonia Primero de Enero, en San Cristóbal de las Casas.

Al día siguiente sus padres se trasladaron a San Cristóbal de las Casas para empezar a buscar a su hija, horas más tarde recibieron la primera llamada de los secuestradores quienes les pedía cinco millones de pesos para liberarla.

“Con grandes esfuerzos procuramos que nuestras hijas reciban educación, y es por esa razón que nuestra hija PASCUALA DE LA CRUZ PEREZ llegó a la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, para estudiar la educación preparatoria”, dijo el padre.

“El día 13 de febrero del presente año, por la madrugada, aproximadamente a las 01:00 horas de la mañana recibí una llamada en mi teléfono celular. La llamada la realizaron desde el teléfono de mi hija. Al atender la llamada me dijeron que tenían secuestrada a mi hija y que querían la cantidad de 5 millones de pesos para liberarla. La persona que me habló me dijo que me daba tres días para conseguir el dinero y entregarlo”, agregó el hombre.

“Exigimos a la Fiscalía General del Estado, la investigación ágil y eficaz de los hechos para su debido esclarecimiento y la recuperación de la niña Pascuala De la Cruz Pérez. Nuestras condiciones de pobreza no debieran ser razones para no atender el caso con la debida diligencia. Pedimos a la sociedad y las organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos, pronunciarse por la preservación y el respeto a los derechos humanos de la niña Pascuala de la Cruz Pérez”, destacó el padre de la menor.

El comunicado completo puede leerse en este enlace.