En uno de los videos se observa a José Eduardo Ravelo inconsciente tirado en el piso, los uniformados al percatarse que el joven no reacciona deciden llevarlo a una celda
Videos revelan que policías de Mérida sí sometieron a joven veracruzano
Salen a la luz videos que confirman que policías sometieron a joven veracruzano

Regeneración, 14 de agosto de 2021. Este sábado circularon una serie de videos sobre el caso del joven José Eduardo Ravelo, en los que se ve cómo supuestamente elementos de la policía municipal de Mérida, Yucatán, someten al veracruzano hasta dejarlo inconsciente.

En los videos se observa que los oficiales bajan a José Eduardo de una patrulla tipo Pick Up y lo trasladan a un lugar que es punto ciego de la cámara que registra lo sucedido.

Posteriormente un elemento policial se acerca y le jala los pies al joven para que su cuerpo quede en el asfalto.

Luego, otro policía presiona con su rodilla el pecho de José Eduardo en reiteradas
ocasiones, y lo mantiene así hasta que la víctima deja de moverse, mientras que el resto de sus compañeros lo ven.

El joven queda inconsciente

En otro video se observa a José Eduardo Ravelo inconsciente tirado en el piso. Los uniformados al percatarse que el joven no reacciona deciden llevarlo a una celda en, lo que parece ser, el inmueble de alguna comandancia de Yucatán.

Este viernes la Fiscalía General de Yucatán dio a conocer que un juez de control
decidió poner en libertad a cuatro policías municipales relacionados con la muerte de José Eduardo.

Y dijo que presentará un recurso de apelación, previsto en el Código Nacional de
Procedimientos Penales, tras la resolución de no vinculación de los cuatro imputados.

Los policías fueron imputados por los delitos de homicidio calificado cometido en pandilla, violación agravada y tortura agravada en contra del joven fallecido.

Su madre dio su versión y señaló que el joven murió por las lesiones provocadas tras
haber dio detenido, golpeado y violado por policías municipales el pasado 22 de julio.

Además, dijo que su hijo caminaba en un parque de Mérida y un grupo de policías lo detuvo porque les pareció sospechoso.