Vulneración del Estado laico en Hidalgo e incidentes a 8 días de la elección

#Opinión El 18 de octubre habrá elecciones en el estado de Hidalgo y para el PRI y sus aliados, está en juego un botín jugoso del que podrían ya no tener las arcas abiertas.

 

 

 

 

 

Vulneración del Estado laico en Hidalgo e incidentes a 8 días de la elección

Autor: Necoc Yáotl Casals

 

Regeneración, 10 de octubre de 2020. En la entrega pasada “¿Hidalgo, bastión del PRI?” revisamos superficialmente grupos que tienen secuestrado el estado y sumido en la pobreza; personajes que se han enriquecido a partir de todo lo que tiene Hidalgo y en detrimento de la población.

Todos los poderes de hecho en estas elecciones ven en juego sus intereses, una fuente inagotable de corrupción está en peligro de cerrarse.

Para muestra un botón. El día de hoy el diario Criterio Hidalgo en cabeza dos noticias de relevancia mayor: “Clérigos intervienen en elecciones” y “Morena solicita mayor seguridad para candidatos”.

En Tizayuca, municipio que también abordamos en nuestra entrega pasada, se disputa la presidencia municipal, y para el PRI y sus aliados, está en juego un botín jugoso del que podrían ya no tener las arcas abiertas.

La reactividad de la contienda ha llegado a tal grado de que los pobladores de Tizayuca han manifestado su descontento en contra de las iglesias católicas por meter las manos en las elecciones.

Circulan videos y comentarios en las calles donde se ha sabido que el sacerdote José Francisco Peralta Rivera, amigo del candidato del Partido del Trabajo, Ernesto González, ha animado a los votantes a votar a favor del PT, un partido supuestamente de izquierda que postuló un candidato que ha desfilado como ahijado de los operadores políticos más siniestros del priismo, y que en su inocente desconocimiento hace apenas unos días Fernández Noroña apoyó.

LEER MÁS:  Sorprende 'El Chapo' en monografías escolares para niños de primaria

En la iglesia católica entonces, ahora José Francisco Peralta, sin temor a la constitución, y pensando que la población tizayuquense no se percata de que iglesia no se puede meter en la política, ha elevado el no votar a rango de pecado e incluso ha manoseado el derecho canónico argumentando supuestas sanciones contra quienes desde su muy torcido punto de vista están “en contra de la vida”.

El artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es claro:

  • Es un principio histórico la separación entre el Estado y las iglesias y están sujetos a la ley.
  • Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna ni tampoco podrán oponerse a las leyes del país o instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios.
¿Predicar mentiras y violar las leyes y la constitución será importante para los sacerdotes como Peralta?

¡Vaya manera de abrirle los ojos a los creyentes sinceros que están por el fin de la corrupción! ¡Vaya manera de proponerle a la gente sacar el credo católico de sus sacerdotes y de sus centros de culto, sitios donde se les miente!

Por estos días que están a punto de cerrar el periodo de campañas electorales, cerca del 18 de octubre, la propaganda sucia y las intimidaciones han incrementado su incidencia.

Los candidatos por Morena en Huichapan hace apenas unos días denunciaron un grupo de personas que distribuían propaganda en contra de algunos candidatos de Morena. La propaganda es cortesía, o va firmada por la organización de ultraderecha Coalición Sumas, una fachada donde se agrupan iniciativas como la Provida. Se dice que, durante la detención por parte de autoridades locales del grupo, pretendían repartir más de 6,500 volantes

LEER MÁS:  Vía fideicomisos Videgaray dio 1.5 mil millones a Vázquez Mota

En Huasca, como en muchos otros municipios se ha denunciado la compra de los votos al más puro estilo del priismo, a través de materiales de construcción, herramientas, efectivo y zapatos.

El peso y ritmo de la realidad se acerca a la fecha crucial, el 18 de octubre. Las valoraciones políticas noticiosas son insuficientes para los tiempos que se viven en Hidalgo, la noticia más pujante en la agenda ha sido el número de candidatos que se han contagiado de Covid-19. La ausencia de cobertura de los medios de comunicación ha cobijado de alguna forma que todos estos acontecimientos se desarrollen.

Insistimos, el reto entonces es llamar a la ciudadanía a arrebatarle el PRI el control de lo que presumen son sus bastiones, hacer valer la voluntad popular y parar en seco cualquier tentativa fraudulenta que pretenda suplantar a la ciudadanía.

El 18 de octubre es sumamente importante cuidar las casillas y las calles, impedir que el PRI y sus aliados compren con desayunos o despensas las voluntades. Salir a votar en contra del PRI y con pies de plomo.

El combate de la voluntad popular, que pudiese abrir una brecha más grande en lo que el propio PRI dice son sus últimos reductos, está por comenzar. Es hora de que el pueblo busque posiciones que reivindiquen sus intereses de clase para avanzar con pie firme y seguro.


Pobladores acusan intervención de clérigos en procesos electorales de Hidalgo

Opinión: «¿Hidalgo, bastión del PRI?», por Necoc Yáotl Casals