Ximena Navarrete la mexicana que si le agrada a Donald Trump

NEW YORK, NY - APRIL 18:  Business mogul/TV personality Donald Trump and Miss Universe 2010 Ximena Navarrete (R) attend the Success by Trump fragrance launch at Macy's Herald Square on April 18, 2012 in New York City.  (Photo by Slaven Vlasic/Getty Images)
Donald Trump and Miss Universe 2010 Ximena Navarrete (R) attend the Success by Trump fragrance launch at Macy’s Herald Square on April 18, 2012 in New York City. (Photo by Slaven Vlasic/Getty Images)

El dueño de Miss Universo señala que odia a los mexicanos, pero la ganadora de su concurso es su consentida. 

Regeneración, 17 de junio del 2015.-El magnate en su lanzamiento como precandidato del partido republicano a la Casa Blanca dijo: «Construiré una gran barrera en la frontera sur y haré que México pague por ello, marquen mis palabras», y señaló que «México manda a su gente, pero no manda a la mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (…). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son, bueno… México no es nuestro amigo… Un país sin fronteras, simplemente no es un país».

LEER MÁS:  Usuarios de redes se lanzan contra Calderón: #BastaYaCalderon

La revista Quién señaló en su publicación que: las declaraciones claramente dejan fuera de esta generalización a la tapatía Ximena Navarrete, a quien Trump conoce de cerca tras convertirse en la ganadora del concurso Miss Universo en 2010.  “Una de las mejores Miss Universo de todos los tiempos”, escribió Trump en su Twitter en enero de este año hablando de la mexicana.

De donde viene el «odio» a México

El resentimiento de Donald Trump contra los mexicanos pudo originarse por sus negocios fallidos, principalmente en Cozumel, Quintana Roo. Trump y socios tenían el proyecto de Trump Organization un proyecto hotelero que fue planteado en 2007 con 3 mil habitaciones, para 2011 decían que serían 600 en la costa oriente de Cozumel.

LEER MÁS:  Tom Hanks y Rita Wilson dan positivo a pruebas de coronavirus

Donald Trump buscó que en 2011 su proyecto se llevará a cabo, que en ese tiempo los ambientalistas ya le llamaban ‘Guantánamo’.

La cercanía del magnate era evidente, en ese tiempo no hablaba así de los mexicanos, durante el gobierno de Joaquín Hendricks Díaz los hijos de Trump eran invitados especiales a los informes de gobierno del estado en Quintana Roo.

Sin embargo, las manifestaciones en contra se expresaron públicamente con marchas y la amenaza de salir a las calles a protestar por la devastación ambiental que se advertía, estuvo latente por años.

LEER MÁS:  "Susana Distancia" un fenómeno en las redes

Guadalupe Alvarez Chulim guarda testimonio hemerográfico del caso e imágenes del sitio que se pretendía destruir, pero alerta que eso no quiere decir que no se vaya a llevar cabo, explica la ambientalista.

En la primera oportunidad que tuvo, Trump desató reacciones en contra en redes sociales, luego de que señaló a México como un país de corrupción, donde aseguró tiene una demanda ganada que no ha podido cobrar.

Esto fue en reacción a la crítica que primero lanzó a la entrega del Oscar y los premios que ganó el mexicano Alejandro González Iñárritu.

(Datos Quién y Unión Cancún)



cargando...