Compartir

“Seguimos buscándolos donde sea. Van cuatro navidades que no pasamos en nuestras casas”, dijo la mamá de uno de los normalistas desaparecidos.

Regeneración, 24 de diciembre de 2017.- Familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa marcharon por las calles del centro histórico de la Ciudad de México como parte de su última jornada de lucha de este año y a tres años y tres meses de la desaparición de los jóvenes.

Con antorchas en mano y con el respaldo de otros normalistas y ciudadanos, caminaron del Hemiciclo a Juárez rumbo al antimonumento ubicado en el cruce de Paseo de la Reforma y la calle de Bucareli.

LEER MÁS:  Congreso de Guerrero aprueba iniciativa para legalizar la amapola medicinal

Durante el tercer día de su jornada llamada “43 esperanzas de verdad y justicia”, Felipe de la Cruz, padre de un normalista y vocero de los 43, dijo que el conjunto de “posadas” planeadas para realizarse entre el 21 y 26 de diciembre, son actos políticos-religiosos que se llevan de manera simbólica, con la intención de continuar con la protesta, ya que este 26 de diciembre se cumplen 39 meses de la desaparición.

“Son actividades simbólicas, pero también con la intención de seguir protestando y seguir exigiendo verdad y justicia, para que la gente se dé cuenta de que esto no está resuelto”, dijo.

LEER MÁS:  Maestros de Guerrero rechazan inicio de clases por amenazas e intimidaciones

“En estos meses de lucha no hemos perdido la esperanza, no hemos perdido la fe de encontrar a nuestros compañeros estudiantes de la normal”, añadió Vidulfo Rosales, el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

“Las marchas que hacemos cada 26 de mes son fundamentales para los padres de los compañeros normalistas para no quitar el dedo del renglón en la exigencia de verdad. Es menester conservar la memoria de que en este país no se puede desaparecer y que los gobiernos se vayan a sus casas a vivir tranquilos como si nada hubiera ocurrido”, dijo Rosales.

LEER MÁS:  Desaparecen a 3 jóvenes en sur de Sonora; embajada de EU emite alerta

Los familiares hicieron el pase de lista y encendieron las luces de navidad que colocaron en el  antimonumento.

“Esa luz es la esperanza por encontrar a nuestros compañeros, simboliza la desaparición forzada, y los miles de asesinatos que se han cometido en nuestro país”, dijo el abogado.

Mientras Conchita, madre de uno de los normalistas dijo: “No descansaremos, llegaremos hasta el final, hasta saber dónde están nuestros hijos. Seguimos buscándolos donde sea. Van cuatro navidades que no pasamos en nuestras casas, es una tristeza que ahora cada 24, cada fiesta no estemos festejando”.

 

 

Con información de Proceso

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook