Compartir

Tras 47 años, convocan a marcha el domingo 10 de junio a las 12 h; Metro Normal al Zócalo. Ni perdón ni olvido

Regeneración, 7 de junio del 2018. A 47 años de la masacre cometida en la Avenida de San Cosme el 10 de junio de 1971, conocida como “El Halconazo”; llaman a marcha conmemorativa que partirá del Metro Normal hacia la plaza de la Constitución.

El Halconazo del 71, es conocido por la utilización de tropas irregulares por parte del gobierno de Luis Echeverría para disolver una manifestación pacífica.

La movilización del 10 de junio de 1971, fue la primer movilización convocada por los estudiantes después de la masacre de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Los jóvenes manifestantes fueron atacados tanto con varas de bambú como con armas de fuego.

También se le conoce como “la matanza del Jueves de Corpus”, por haberse desarrollado el dia de dicha celebración religiosa.

A continuación un video testimonial y abajo, un fragmento de la crónica publicada por la revista mexicana Proceso, que da cuenta de información de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales —dependiente de la Secretaría de Gobernación, entonces a cargo de Mario Moya Palencia

"El Halconazo, violencia de Estado"

¡Ni perdón ni olvido! Asiste a la marcha este próximo domingo 10 de junio a las 12:00 HRS. De metro Normal al Zócalo #ElHalconazo #MasacreEstudiantil

Posted by Colectivo Memoria en Movimiento IPN 1967-1971 on Tuesday, June 5, 2018

 

10 de junio de 1971
Echeverría recibió informes de la matanza cada 10 minutos

Por Sandra Rodríguez Nieto

El 10 de junio de 1971, el gobierno de Luis Echeverría Álvarez recibió reportes, casi cada 10 minutos, de cómo el grupo paramilitar conocido como los Halcones disparaba contra la multitud que se manifestaba en la avenida de San Cosme en la Ciudad de México.

Así lo documenta el libro 10 de junio no se olvida, editado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y próximo a salir, escrito por el investigador y exmiembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria Estudiantil (MIRE), Enrique Condés Lara, quien a 30 años de aquel Jueves de Corpus, presenta informes inéditos de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales —dependiente de la Secretaría de Gobernación, entonces a cargo de Mario Moya Palencia— que dieron puntual cuenta de los hechos.

Para Condés Lara, esos informes muestran la corresponsabilidad del entonces presidente de la República en los hechos y, contrario a la versión gubernamental, también se prueba que el enfrentamiento fue entre los Halcones y los manifestantes ante la mirada de la policía, y no entre los Halcones y grupos de provocadores, como a la fecha sostiene Echeverría.

Afirma el autor: “Echeverría estaba perfectamente informado Hay más de 100 páginas de reportes, que cubren desde el día anterior, durante los preparativos de la manifestación, las asambleas en las escuelas, las reuniones, el volanteo, las posiciones que se van dando”.

LEER MÁS:  Desconocen a nuevo rector de UACM y los criminalizan

El 10 de junio —dice Condés en entrevista—, los informantes cubren los hechos desde las 13 horas y, conforme se acerca la hora de la manifestación, envían reportes cada 10 minutos Además, “los informes echan abajo también la versión de que fue una pugna entre grupos estudiantiles, porque los agentes hablan cómo los Halcones atacan a los manifestantes”.

En el capítulo “Los hechos” —basado también en testimonios recientes, volantes e información hemerográfica—, Condés Lara reproduce 10 de esos reportes, los cuales informan cómo, desde las 17:10 horas de ese día, unas 5 mil personas comienzan la manifestación en la Avenida de los Maestros, “lanzando porras a la Universidad y al Politécnico y gritando ‘Echeverría buey’”, en dirección a la calzada México-Tacuba.

A las 17:15 horas, “hizo su aparición el grupo denominado Halcones, portando mantas colocadas sobre bastones largos, lanzándose unos sobre la calle de Alzate y otros por la calle de Sor Juan Inés de la Cruz Los tanques antimotines de la policía se encuentran sobre avenida Instituto Técnico, hasta el cine Cosmos, que es donde en estos momentos han hecho contacto con los estudiantes”

Entre las 17:35 y las 18:38 horas, los Halcones arremetieron contra los manifestantes, primero con palos y después a tiros.

“ Se siguen escuchando detonaciones producidas por arma de fuego Los granaderos han hecho algunos disparos al aire para dispersar a los manifestantes 80 personas, al parecer de los Halcones, continúan atacando a los estudiantes integrantes de la manifestación con palos y varillas ().

“17:45 horas Los Halcones continúan atacando a los manifestantes, de quienes se dice cinco fueron heridos de gravedad ().

“18:05 horas En la avenida Río Consulado se está reuniendo un fuerte contingente de estudiantes para enfrentarse a los integrantes del grupo de los Halcones, quienes se encuentran agrupados en la esquina que forman Río Consulado y la calzada México-Tacuba Los Halcones continúan golpeando a los estudiantes que encuentran a su paso

“18:38 horas Dos camiones grises, en los que viajaba un numeroso grupo de Halcones, se dirigieron por la avenida Río Consulado, para continuar repeliendo a los estudiantes que pretenden salir a la calle”.

El tiroteo, se informó, se inició a las 18:55:

“En las afueras del (hospital) Rubén Leñero, el Lic Arturo Vargas Muñoz, al frente de un grupo de elementos de los Halcones, inició un tiroteo contra los estudiantes, sin poder precisar el número de heridos.

20:07 horas En el área comprendida entre San Cosme y las calles Gabino Barreda y Joaquín García Izcabalzeta, se han escuchado esporádicamente descargas de ametralladoras La policía se mantiene a la expectativa en lugares estratégicos.”

LEER MÁS:  Estudiantes del IPN ganan 8 medallas en competencia de robótica en Ecuador

Durante 30 años, escribe Condés Lara en este capítulo, permanecieron ocultos estos informes confidenciales que ininterrumpidamente enviaron desde los agentes de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales al secretario de Gobernación.

Sobre la complicidad de la policía, el autor reproduce parte de una comunicación entre agentes interceptada y dada a conocer el siguiente día por el Comité Coordinador de los Comités de Lucha (CoCo) del Politécnico y la UNAM, en la que se escucha: “¡Que entren en acción los Halcones!.”

Condés Lara define a los Halcones como un grupo paramilitar creado en 1968 por el general Alfonso Corona del Rosal, jefe del Departamento del Distrito Federal, formado por más de mil jóvenes de entre 18 y 22 años, que se emplearon para atacar al movimiento estudiantil, ametrallar escuelas y luego para cuidar las estaciones del Metro y como auxiliares de los encargados de perseguir y retirar a los ambulantes y marías de la vía pública, en lo que se destacaron por sus atropellos.

El 10 de junio de 1971, agrega el autor, los Halcones —particularmente violentos y fuera de control— también se habrían infiltrado en las filas de la manifestación para iniciar la provocación, como narra el testimonio de Gastón Martínez, entonces representante de la Escuela Nacional de Economía ante el CoCo, en entrevista con el autor:

“Después nos enteramos de que en los contingentes intermedios y de cola de la manifestación, ahí mismo iban provocadores, o sea, grupos de Halcones integrados a la manifestación y es que toda la gente que se sumaba era bienvenida.”

Alberto Cortés Ochoa —otro estudiante, que ese día fue herido de bala— cuenta que los paramilitares iniciaron la refriega lanzando consignas al Che Guevara: “Me adelanté a la columna para ver qué pasaba en el momento justo que alguna fotografía registra cuando frente al cine Cosmos los Halcones vienen corriendo hacia nosotros con las varas, gritando ‘¡Viva el Che Guevara!’, para confundir.”

La mayoría de los heridos fueron llevados al hospital Rubén Leñero de la Cruz Verde, donde las escenas, dicen los testimonios, eran como de guerra, sobre todo cuando corrió el rumor de que hasta ahí entrarían los Halcones para rematar a los estudiantes.

“En efecto —escribe el autor—, pocos minutos antes de las siete de la noche, alrededor de 150 Halcones aparecieron en el hospital, pero fueron repelidos a pedradas y palos () Reforzados, en un segundo intento penetraron en las instalaciones () hicieron disparos y mientras unos se llevaron consigo a varios lesionados, otros permanecieron dentro.”

LEER MÁS:  Maestra de secundaria tuvo relaciones con alumno durante dos meses en aula


El expresidente Echeverría dice que ese día no hubo un solo muerto, según establece en una carta enviada a Proceso

Sin embargo, Condés Lara presenta también la relación de personas identificadas el 11 de junio en el Servicio Médico Forense relacionadas con los acontecimientos: Jorge Callejas, de 14 años; Raúl Juárez, de 20 años; Arturo Vargas, de 22 años; Ricardo Bernal, de 16; Raúl Argüeyes, de 20; Edmundo Martín del Campo, de 20 años

Es entonces, explica el autor en entrevista, cuando el movimiento estudiantil se radicalizó: “Después del 10 de junio, el movimiento ya no es democrático, es revolucionario

Los comités de lucha, los dirigentes, las proclamas, las movilizaciones no buscan que se respete la Constitución, sino una revolución, cambiar el sistema, quitar ese gobierno y poner otro

Se reafirma la idea de que no hay posibilidades de acciones legales, algunos pasan directamente a la actividad guerrillera

Los que ya tenían esa idea, después de la manifestación del 10 de junio, concluyen que no hay más, no hay de otra Ese grupo constituye, posteriormente, la Liga Comunista 23 de Septiembre”

Aunque las repercusiones de ese Jueves de Corpus marcaron la vida política del país durante los años setenta, dice Condés Lara, a diferencia de lo sucedido el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, sobre el 10 de junio se ha escrito muy poco y se ha investigado aún menos: “Las valoraciones del 10 de junio han sido muy pobres

No se ha comprendido lo que sucedió A diferencia de Gustavo Díaz Ordaz en 1968, cuando todo es blanco y negro y no acepta ninguna crítica, Luis Echeverría maniobra y desvía la atención de sus responsabilidades

No quiere aparecer como represor, está empezando su sexenio, y orienta las sospechas hacia los que él llama, en un discurso posterior, los emisarios del pasado, que toman forma en Alfonso Martínez Domínguez, entonces regente de la ciudad Echeverría, además, se vincula con intelectuales como Carlos Fuentes, que se convierte en su principal aval al acuñar la frase ‘Echeverría o el fascismo’ Esto genera desconcierto, y algunos se van con la finta”

Condés Lara se niega a revelar cómo obtuvo los informes en que basa parte de su libro, y lamenta que, a 30 años de esa matanza, los archivos gubernamentales permanezcan como secretos

“Yo no tengo conocimientos de que haya fondos documentales abiertos al público En el Cisen tocas y no te abren En la Secretaría de la Defensa, igual”
—Abrir los archivos oficiales es el reclamo que se le ha hecho al presidente Fox
—Y él ha dicho que sí, pero ha dicho muchas cosas; muchas, muchas cosas

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook