Alcalde de Tecamachalco, Puebla llevó a su esposa a Japón con dinero del erario

Pobladores expresan su molestia al enterarse que el edil viajó junto con su esposa a Japón con el dinero del erario.

Regeneración, 6 de octubre de 2017.- En Puebla, el presidente municipal de Tecamachalco, Inés Saturnino López aceptó que con dinero público se llevó a su esposa, Guadalupe González Martínez, a un viaje de trabajo a Japón durante cuatro días.

En una conferencia de prensa llena de contradicciones, el alcalde del PAN aseguró que desembolsó 130 mil pesos en los boletos de avión de cinco personas de su “equipo de trabajo”, recursos que fueron autorizados por los miembros del Cabildo.

Pero nunca aclaró por qué incluyó a su esposa en su equipo de trabajo en un viaje internacional, ofreció una disculpa a quienes se hayan sentido ofendidos por el uso del dinero público con fines personales.

LEER MÁS:  La Fiscalía Anticorrupción va por la alcaldesa de San Pedro Cholula, Puebla

“Sí era necesario ir a Japón. Yo me rodeo de un equipo de trabajo y con ellos asistí. Mi esposa fue invitada de manera oficial. Si existe una invitación por escrito, me acompañó y si de alguna manera hubo una ofensa les pido una disculpa”.

Además del alcalde y su esposa, también viajó el director de Comunicación Social, Hugo Rodríguez Solares; el síndico, Héctor Martín Galeana y Julio Manuel Fernández Silva quien es director de la Escuela de Idioma Japonés adscrita al ayuntamiento de Tecamachalco, así lo informa el periódico Central.

A pesar de que le municipio vive sumido en la violencia y además se suman los daños que dejaron los pasados sismos, Saturnino López aseguró que era necesario el viaje y que no podía cancelarlo porque “se debe de tomar con seriedad la invitación” de las autoridades de Japón.

LEER MÁS:  La Fiscalía Anticorrupción va por la alcaldesa de San Pedro Cholula, Puebla

Los vías en los que viajó fue del 29 de septiembre al 2 de octubre, aunque la mitad los pasó viajando por Japón. Pese a esto, el alcalde aseguró que su viaje fue para reforzar el “hermanamiento de culturas entre Puebla y Japón” que existe desde 2013 y no “fue para tirar el rostro”. Además dijo que los días de viaje “fueron necesarios”, pero que si le hubieran hecho una invitación de un mes, “allá se quedaba”, según las declaraciones recogidas por el Periódico Central.