AMLO exhibió algunos telemontajes «nefastos» que se utilizaron para manipular a la opinión pública, como el de la supuesta detención de Florence Cassez e Israel Vallarta.

AMLO exhibe "nefastos" telemontajes; eran gran negocio: Villamil

Regeneración, 7 de abril 2021. El presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió esta mañana telemontajes «nefastos» que se realizaron en medios de comunicación en años anteriores para manipular la opinión pública.

En Palacio Nacional transmitió un fragmento de la supuesta detención de Florence Cassez e Israel Vallarta. Además, aludió al telemontaje del rescate de Frida Sofía, la supuesta niña que estaba atrapada en los escombros del colegio Enrique Rébsamen; luego del sismo de 2017. También se refirió al caso Paulette Gebara.

«Es interesante que se vayan conociendo estas prácticas nefastas. Vivimos un periodo neoliberal donde se silenciaron los medios de información, los que detentaban el poder controlaban todo. Tenían secuestrado al gobierno y tenían el control casi absoluto de los medios de información, la mayoría de la gente no sabía lo que sucedía», expresó el jefe del Ejecutivo.

En este sentido, el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, afirmó que los telemontajes fueron un negocio «de la mentira y el engaño» a las audiencias en sexenios pasados.

Además, opinó que fueron escándalos a finales del gobierno priísta, en el año 2000; sin embargo, se dispararon en el gobierno de Vicente Fox y Felipe Calderón, cuando Genaro García Luna fue servidor público -quien fue responsable del montaje de la ciudadana francesa-. «Ni qué decir de Enrique Peña Nieto», agregó.

LEER MÁS:  AMLO se vacunará públicamente para garantizar que no hay riesgo
Telemontaje de Florence Cassez e Israel Vallarta

El montaje de la detención de Cassez y Vallarta ocurrió el 9 de diciembre de 2005; se transmitió en cadena nacional en Primero Noticias, noticiero de Carlos Loret de Mola, quien le hizo creer a la audiencia que estaban viendo un operativo en vivo en el rancho de Las Chinitas, al sur de la Ciudad de México, en el que detuvieron a dos secuestradores -Florence e Israel- y liberaron a una familia que se encontraba privada de su libertad.

Los agentes de seguridad que realizaron la detención señalaron que ambos criminales pertenecían al grupo criminal de Los Zodiacos. Durante la transmisión del arresto se torturo y condeno a ambas personas, lo que significó una violación a sus derechos humanos.

Unos días después de la supuesta detención, Televisa informó que se trató de un montaje; despidieron a Pablo Reinah, reportero que acudió al lugar de los hechos, y dos colaboradores del comunicador Loret de Mola declararon que sí le advirtieron que durante la transmisión en vivo se violaron los derechos humanos de Florence e Israel.

La periodista Laura Barranco mencionó que en 13 ocasiones le dijo a Loret que se detuviera; mientras que el reportero Juan Manuel Magaña dijo que escuchó que el conductor de Primero Noticias mencionó: esto está bueno, está chingón.

LEER MÁS:  AMLO se vacunó; pide a los adultos mayores inmunizarse sin miedo

En 2013, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó la liberación de Florence por la violación al debido proceso. En la mañanera, Villamil destacó que es más que una violación, «es un engaño abierto, crudo y dejó escuela porque hay muchos que repiten. La impunidad que genera el mentir, el fabricar una realidad en la pantalla televisada o en la radio con fines de rating es grave».

Montajes actuales

Asimismo, añadió que sucedió lo mismo con la difusión del video en el que un adulto mayor fue vacunado contra Covid-19 con una jeringa vacía y consideró que el material audiovisual se editó para sostener el discurso de que la aplicación de algunas dosis es falsa.

Por ello, pidió a las audiencias sancionar a los comunicadores que violan los códigos de ética elementales, como a Loret de Mola, quien después se deslindó de su responsabilidad y aseguró que él no se dio cuenta que se trataba de un montaje.

Al respecto, AMLO manifestó que su gobierno nunca va a realizar esas prácticas y pidió a los medios de comunicación que proporcionen información libre de manipulación; servir a la gente, al pueblo y distanciarse de quien esté en el poder.