Bebidas azucaradas, ‘más seguras’ que agua potable, consideran padres

Sucede en Guerrero y Chihuahua, donde los padres prefieren darles aguas artificiales saturadas en azúcares que agua potable

Regeneración, 9 de marzo del 2020. Representantes de la Unicef sostuvieron que la presencia de elementos tóxicos en el agua potable en Guerrero y Chihuahua, genera que los padres de estas entidades den a beber a sus hijos bebidas azucaradas, pues las consideran “más seguras”.

Al respecto, Pressia Arifin-Cabo, representante adjunta para Unicef en México, señaló que en estos estados se ha detectado la presencia de arsénico en el agua para consumo, que puede intoxicar y generar malestares estomacales.

A esto se suma, puntualizó, el hecho de que en el sur del país el acceso a agua potable es escaso en las escuelas, espacios donde los menores pasan la mayor parte de su tiempo y adquieren el 70 por ciento de los refrescos, jugos y demás bebidas con altos grados de azúcar.

LEER MÁS:  Emiten declaratoria de emergencia por sequía en Sonora
DISTRIBUCIÓN DEL AGUA

“El problema es cómo se distribuye el agua, quien tiene acceso a esta; de hecho tenemos mesas de trabajo en estos dos estados con otras instituciones para asegurar que haya agua suficiente y un buen saneamiento de la misma en las escuelas”, dijo Arifin-Cabo.

Por su parte, Catalina Gómez, jefa de política social de Unicef México, alertó sobre lo que en un futuro puede ocasionar la alimentación basada en productos ultraprocesados y estas bebidas.

Afirmó que de acuerdo a un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, de continuar la prevalencia de crecimiento de obesidad y sobrepeso en la población, para 2030 esta va experimentar una reducción de vida de hasta cuatro por ciento.

“México está en los ojos del mundo y estamos preocupados porque si estas predicciones se hacen realidad, cuatro años es muchísimo, por eso debemos tomar conciencia como población que estamos perdiendo vida”, mencionó.

LEER MÁS:  Emiten declaratoria de emergencia por sequía en Sonora

Ante ello, llamó a los gobiernos y a los padres de familia a generar acciones que promueven una sana alimentación y el consumo de agua simple.

“Iniciativas como la instalación de bebederos en las escuelas sirven de poco si no se enseña a los infantes a beber y disfrutar del agua simple”, sostuvo.