Buscamos la Paz pero no convertiremos a México en un cementerio

Las fuerzas de seguridad reconocieron que actuaron de manera precipitada y con falta de planeación, además de que desestimó el poder del grupo delictivo

Regeneración, 18 de octubre del 2019. El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, indicó que se tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, porque si bien se busca lograr la paz en el país, no será a costa de convertir a México en un cementerio.

En conferencia de prensa desde Culiacán y acompañado por los secretarios de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina, Rafael Ojeda, el funcionario federal sostuvo que “no hay falta del Estado ni ausencia del gobierno federal en esta decisión».

LEER MÁS:  Ovidio es liberado a las 18:49 para no poner en riesgo a la población

“No buscamos enlutar hogares, sino resarcir el desgarrado tejido social, no vamos a regresar al tiempo de las masacres generalizadas… Vamos a acatar el desafío de la paz, pero no convirtiendo a México en un cementerio mayor al que ha sido”, expresó Durazo Montaño.

A su vez, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval indicó que el personal de las fuerzas de seguridad actuaron de manera precipitada y con falta de planeación, además de que desestimó el poder de fuerza y convocatoria del grupo de Guzmán López, hijo del narcotraficante preso en Estados Unidos.

LEER MÁS:  Durazo confirma que ya ha detenidos por caso LeBaron

Refirió que en el operativo conjunto, que fue una acción directa contra Ovidio Guzmán López, se registró un fallecido, 19 bloqueos, 14 agresiones a elementos militares y de la Guardia Nacional, así como siete elementos del Ejército heridos, un oficial y ocho elementos de tropa detenidos y liberados sin lesiones.

MÁS TEMAS DE LA MAÑANERA

cargando...