La titular de la Secretaría de Economía troleó en Twitter a Felipe Calderón que se “preocupó” por los derechos de los trabajadores de Dos Bocas.

Regeneración, 13 de octubre del 2021. La titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, troleó al expresidente, Felipe Calderón, luego de que el exmandatario criticó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, por el conflicto de trabajadores de la refinería de Dos Bocas.

Y es que, trabajadores de la refinería tuvieron un enfrentamiento con policías tras segundo día de paro. Los trabajadores de ICA, una de las concesionarias en la construcción de la refinería, protestan por mejores condiciones laborales.

Por lo que, a través de su cuenta de Twitter, el expresidente, Felipe Calderón, señaló de hipocresía e incongruencia.

“Que se respeten los derechos de los trabajadores en la refinería de mi compadre. Hipocresía, incongruencia. Fariseos”, escribió el exmandatario.

LEER MÁS:  Líderes de paro en Dos Bocas no tienen contrato con ICA, hay 3 detenidos

En respuesta, Nahle compartió una foto con una “refineria” dibujada tras la millonaria barda que se construyó durante el gobierno del panista en Tula, Hidalgo.

La refinería de Calderón que se quedó en barda

Durante la campaña presidencial de 2006, Felipe Calderón, prometió que construiría una refinería.

Sin embargo, solamente se construyó la barda perimetral y meses después se canceló el proyecto; afectando a los pobladores que perdieron sus tierras y no obtuvieron los trabajos que se producirían con la obra.

Cabe recordar, que Felipe Calderón que durante su campaña presidencial se declaró como “el presidente del empleo”; ordenó durante su gobierno, uno de los golpes más duros en contra los derechos laborales de más de 44 mil personas.

LEER MÁS:  Así mintió la oposición sobre Dos Bocas; hasta inventaron muertos

Durante la noche del 10 de octubre del 2009, las instalaciones de la compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) fueron tomadas por elementos de la extinta Policía Federal.

Producto del decreto hecho por el panista, debido a las “desproporcionadas” prestaciones que recibían los trabajadores de LyFC.

Sin embargo, se denunció que el Sindicato Mexicano de Electricista (SME) era un obstáculo para los intentos privatizadores de la empresa.