Estos medicamentos se han probado en otros países y ahora se evaluará su comportamiento en la población mexicana
CDMX probará tratamientos para pacientes Covid-19
CDMX probará tratamientos para pacientes Covid-19

Regeneración 13 febrero 2021. La Ciudad de México pondrá en marcha un protocolo para tratar a mil 666 pacientes con Covid-19 con remdesivir, baricitinib y cortisona antiinflamatoria dexametasona.

Estos medicamentos se han probado en otros países; ahora se evaluará su comportamiento en la población mexicana.

Además, La secretaria de Salud, Olivia López Arellano, comentó que dichos medicamentos se utilizan en los principales hospitales de 27 países de la Unión Europea, Reino Unido y Estados Unidos.

LEER MÁS:  Adultos mayores que no se vacunaron deberán registrarse en Locatel: Sheinbaum
Hospitales participantes

Los hospitales que participarán en este protocolo son el Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”, de la Unidad Temporal Citibanamex; el Hospital General Ajusco Medio; y el Hospital General Enrique Cabrera, en colaboración con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Cabe señalar que este tratamiento sólo se realizará para pacientes con menos de 10 días de evolución de sintomatología; además, de los que necesiten de oxigenación para evitar el uso de ventilador.

Estos medicamentos no pueden ser de uso generalizado; por lo tanto, se deben aplicar con una prescripción médica y son exclusivos de uso hospitalario bajo un protocolo específico.

LEER MÁS:  CDMX continúa en semáforo naranja; se reanudan exposiciones
Medicamentos

Por otro lado, el estudio comenzará el 18 de febrero.

También, la secretaria de Salud capitalina junto con un grupo de expertos, analizaron el uso de la ivermectina y azitromicina; también identificaron que tiene efectos positivos para detener el Covid-19.

Sin embargo, este tipo de medicamentos se recetan a pacientes ambulatorios con Covid-19.

Además, la ivermectina, utilizada por el tratamiento de neumonía leve y moderada ha
ayudado a que los pacientes ambulatorios y hospitalarios tengan menos carga viral y pocos efectos negativos.