Hay un grupo de seis personas involucradas con el ejercicio del poder público que al parecer están recibiendo algún tipo de beneficio o protección
 Hay funcionarios involucrados con la mafia rumana: UIF
Hay funcionarios involucrados con la mafia rumana: UIF

Regeneración, 13 de febrero del 2021. Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que hay al menos seis funcionarios que protegían a personas relacionadas con la mafia rumana.

En una entrevista para Milenio, Nieto señaló que los funcionarios habrían sido identificados entre las más de 70 personas a las que la UIF les bloqueó cuentas por sus sospechosas de clonar tarjetas bancarias.

Agregó que hay un grupo de seis personas involucradas con el ejercicio del poder público que al parecer están recibiendo algún tipo de beneficio o protección.

De acuerdo con la investigación, la mafia rumana no solo se enfoca en la clonación de tarjetas. También estaría relacionada con delitos como la trata sexual, tema por el que la UIF ha presentado al menos seis denuncias.

LEER MÁS:  UIF amplía denuncia contra Cabeza de Vaca, confirma Santiago Nieto

Santiago Nieto también señaló que hay un problema real de trata de personas de turismo sexual infantil en los centros turísticos.

Se han presentado denuncias ante la Fiscalía General de la República y las fiscalías de la Ciudad de México y Estado de México.

Investigación

El pasado 4 de febrero, la UIF informó que bloqueó 79 cuentas bancarias de personas físicas y morales de nacionalidad rumana y mexicana.

Nieto señaló que la UIF analizó 277 operaciones inusuales por un monto de 337 millones 500 pesos, así como reportes de operaciones relevantes por más de 125 millones de pesos.

LEER MÁS:  UIF amplía denuncia contra Cabeza de Vaca, confirma Santiago Nieto

Además de transferencias internacionales a 730 envíos de numerario por un monto de 251 millones 200 mil pesos y la recepción de 33 transferencia por un monto mayor a 232 millones de pesos.

¿Cómo operaban?

La banda criminal de la Riviera Maya utilizaba dispositivos llamados “skimmers”. Estos se introducen en el cajero automático y se usan para leer la banda magnética de las tarjetas bancarias.

Con estos dispositivos colocados un pequeña cámara graba el momento en que la persona introduce su clave.

Con esa información los delincuentes clonan la tarjeta de la víctima para usarla en compras o sacar dinero en efectivo.