Correa exige a Obama dejar en paz los gobiernos de América Latina

    !Ya basta!, !Ya basta! Que nos dejen en paz. Respeten la soberanía de nuestros países», declaró Correa 

    29 de septiembre de 2014.El presidente de Ecuador, Rafael Correa, exigió el lunes a Estados Unidos suspender su «intervencionismo» y «dejar en paz» a los gobiernos de América Latina durante un encuentro internacional con líderes de izquierda en Quito.

    correa

    Rafael Correa, quien desde su llegada al poder en 2007 se ha enfrascado en varias crisis diplomáticas con Washington, criticó vivamente al presidente Barack Obama por su decisión de apoyar la «formación de líderes y fortalecimiento de la sociedad civil» en varios países. El mandatario ecuatoriano considera que esta actitud es una nueva forma de intervención contra los gobiernos de izquierda.

    «América Latina sabe muy bien lo que aquello significa: simplemente más intervencionismo. !Ya basta!, !Ya basta! Que nos dejen en paz. Respeten la soberanía de nuestros países», declaró Correa durante su intervención Encuentro Latinoamericano Progresista que reúne a dirigentes y partidos de izquierda de 20 países.

    Correa, quien el martes convocó a una manifestación para conmemorar el cuarto aniversario de una sublevación policial que consideró como un intento de golpe de Estado, denunció los supuestos planes de Estados Unidos para intervenir en la región mediante el apoyo financiero a opositores.

    «El presidente Obama acaba de anunciar la creación de centros en Latinoamérica, África Subsahariana, Oriente Medio y Asia para la formación de líderes, fortalecimiento de la sociedad civil en otros países y para supuestamente contrarrestar los esfuerzos de varios gobiernos en cuanto a restricciones de la libertad de expresión, restringir asambleas pacíficas, restringir el derecho a la asociación», recordó el mandatario.

    En ese sentido, invitó a Estados Unidos a ver la «viga en el ojo propio antes de ver la paja en el ojo ajeno» al considerar contradictorio que ese país dé lecciones de libertad cuando mantiene «el criminal bloqueo a Cuba» y enfrenta «la insultante desigualdad donde el 1% de la población posee el 35% de la riqueza».

    Correa volvió a la carga contra Washington tras forzar este año la salida de la agencia de cooperación Usaid, al no renovar un convenio para su funcionamiento, y la salida de 20 militares y funcionarios adscritos a la embajada estadounidense en Quito.