Compartir

La defensa de Dafne McPherson confía en que las nuevas pruebas serán contundentes y se definirá la libertad de la mujer.

 

Por Fabiola Rocha

Regeneración, 26 de octubre de 2018.- Dafne McPherson Veloz, joven mujer acusada de homicidio calificado por tener un parto fortuito en el baño de Liverpool, donde trabajaba, podría salir en libertad ante nuevas evidencias.

Una nueva audiencia, que se llevará a cabo el próximo 7 de noviembre a las 9:00 horas en San Juan del Río, podría poner fin a la sentencia de 16 años en prisión que pesa sobre la joven madre, pues se le permitirá aportar pruebas de expertos psiquiatras y médicos.

En entrevista para Regeneración, la abogada del caso, Karla Micheel Salas, consideró que las pruebas hablan en favor de la acusada y espera verla libre el mismo 7 de noviembre.

“Tenemos una audiencia muy importante, es muy importante porque prácticamente es la forma en que se va a ejecutar un amparo, que le fue otorgado a Dafne desde noviembre del año pasado, en esa audiencia se está haciendo una reposición parcial del juicio que ocurrió hace varios años, hace casi ya dos años, donde no se incorporó la perspectiva de género, donde Dafne fue tratada injustamente tanto por la Fiscalía como por la propia sentencia que dictó el Tribunal de Enjuiciamiento”, indicó la abogada.

En septiembre de 2016, McPherson Veloz fue sentenciada a 16 años de prisión por el supuesto homicidio de su bebé. Para el juez y los fiscales, su actuación al momento del parto fortuito, no fue el de una “mujer”, ni siquiera el de una “perra”, como argumentó el Fiscal.

“Ellos no creyeron”, contó Edna Veloz Espinosa, madre de Dafne. “El no saber por ejemplo que ella estaba embarazada, ellos nunca van a saber si se siente o no se siente (el embarazo), y que ella no reaccionara, tampoco creen eso, por eso es que la acusan”.

“Esperaban que como mujer, que reaccionara, no sé, que cargara a su hija y saliera corriendo y no, pero estaba en shockeada, se desmayaba. Y no lo digo yo, lo dicen las mismas testigas o los paramédicos, las enfermeras, que ella estaba en shock, que estaba desmayada, que reaccionaba y se volvía a desmayar, además, el rasgado que tenía, el sangrado y todo eso, pues no la dejó reaccionar. El miedo, el no saber que estaba embarazada y cómo se sintió. Y todo eso, entonces ellos no creyeron en eso”.

Debido a la actitud prejuiciosa del juez que anteriormente llevó el caso, en noviembre de 2017 se otorgó un amparo con el que la defensa de McPherson Veloz, logró que se repusiera una parte del juicio que la mantiene en prisión.

LEER MÁS:  Suman 4 iniciativas para despenalizar aborto en la Cámara de Diputados

“El propio tribunal colegiado, o sea un Tribunal Federal que determina que Dafne había sido acusada con base en prejuicios, con estereotipos de género, entonces, ordena esta reposición parcial del juicio”, narró la abogada.

Luego de un año de interponer recursos legales para solicitar que se admitieran pruebas científicas, la defensa consiguió que se admitan pruebas en tres sentidos:

“Un peritaje en materia psiquiátrica, donde el especialista va a poder abordar cuál era el estado psicológico y emocional de Dafne en el momento de los hechos y otro peritaje en materia médica que justamente hablará de los padecimientos anteriores, cuál era la situación específica de Dafne en el momento de que tiene su parto fortuito, pero además este especialista hablará de cuáles son los estándares médicos que hay fijados para atender este tipo de emergencias obstétricas”, dijo.

Con esto, la defensa busca ser contundente y alcanzar una sentencia que libere a la mujer de 29 años.

“Las abogadas tienen mucha confianza en lo que hacen, mucha fe, saben lo que están haciendo y ellas me dan mucha esperanza de demostrar que mi hija es inocente de lo que le acusan. Que efectivamente no sabía que estaba embarazada. Ni yo me di cuenta que estaba embarazada”, indicó Edna Veloz.

“En los primeros juicios nunca tuvimos un abogado que creyera en su inocencia, porque ninguno de los que pasaron, cuatro o cinco abogados, ninguno sacó ninguna prueba, ninguno hizo nada, no movió nada, nada más sacaron dinero”.

Hace un año, la senadora Dolores Padierna (en aquel entonces del PT), promovió dos puntos de acuerdo en el caso de Dafne, con el que se pretendía hacer que la Comisión estatal de Derechos Humanos de Querétaro tomara cartas en el asunto y por otro lado, se exhortara a la Fiscalía General del estado a revisar el caso, pero hasta ahora, un año después McPherson permanece en la cárcel y sin poder estar con su hija.

Pese al tiempo que lleva en prisión, Dafne está esperanzada, no como hace un año, cuando se le dictó sentencia.

“Ahorita ya con un poco más de tranquilidad, porque cuando sucedió todo eso, ella estaba muy angustiada, muy preocupada, el estar lejos de su hija”, dijo Veloz Espinosa

LEER MÁS:  Ilegalmente, Fiscalía Querétaro mantiene cargos contra Dafne McPherson

“Creyó que ya había acabado todo, que ya no iba a hacer nada ni  por su hija, ni por su vida, sino estar encerrada, tantísimo tiempo ahí, pero ahorita, todo esto cambio con el amparo, ya ella ya ve otra visión, planea otras cosas, el poder estar con su hija, el poder salir rápido y verla crecer, verla formarse, volver a trabajar, ella, volverse a preparar para salir adelante”, concluyó.


Dan 16 años de cárcel a joven que tuvo parto espontaneo en Liverpool

El personal de Liverpool negó el acceso a los servicios especializados de salud y en el traslado al hospital fue acompañada de una policía porque la responsabilizaban de la muerte de su hija, fue acusada por el MP de la Procuraduría de Querétaro por delito de “homicidio.

Regeneración, 19 octubre 2017.- El 17 de febrero del 2015, Dafne MacPherson Veloz, empleada de Liverpool, tuvo un parto fortuito (aborto involuntario) en los baños de mujeres de la tienda departamental en la ciudad de Querétaro.

El parto ocurrió cuando Dafne regresaba de su hora de comida a las 17:30, minutos después comenzó a sentir dolores muy fuertes en el vientre por lo que llamó a la enfermera de Liverpool, sin recibir respuesta alguna, enseguida se dirigió al baño y antes de poder sentarse sintió como se desangraba y caía algo de su cuerpo, al mirar se percató que era una bebé.

Inmediatamente Dafne tuvo mareos muy fuertes y perdió el conocimiento cuando despertó se encontraba aterrada y sin saber el tiempo que había transcurrido desmayada, ya que al padecer hipotiroidismo y obesidad, nunca supo que estaba embarazada e incluso al acudir a los servicios médicos del propio Liverpool y del IMSS meses antes de parir, no le informaron su condición de embarazo.

En los baños de la tienda en el piso Dafne fue auxiliada por la enfermera adscrita al servicio médico de Liverpool y por otros paramédicos particulares que brindan servicio a la empresa, sin embargo, dadas las condiciones en las que había parido y las condiciones de salud de su hija recién nacida ambas requerían de servicios especializados de salud y atención inmediata.

El personal de Liverpool negó el acceso a los servicios especializados de salud y retardando el traslado de ambas a un hospital por casi 2 horas, Dafne tuvo su parto fortuito a las 17:30 hrs y fue ingresada a un hospital hasta las 19:50 horas.

Desde que era trasladada al hospital, Dafne fue acompañada de una policía y la responsabilizaban de las muerte de su hija nacida en condiciones muy complicadas en los baños de la tienda, una vez en el hospital fue acusada por el MP de la Procuraduría de Querétaro, le notificaron que podrían irse del hospital pero que la seguirían investigando por delito de “homicidio”.

LEER MÁS:  Caravana migrante deja la CDMX y se dirige hacia Querétaro

Tres meses después, Dafne fue detenida por la policía, en cumplimiento de una orden de aprehensión solicitada por el MP por el delito de “homicidio calificado” en contra de su propia hija, en la acusación la fiscalía la acusó de no haber actuado “con su instinto de madre” y de tener una conducta “peor que una perra”.

El MP la acuso no por que hubiese cometido algún delito, sino porque utilizando estereotipos de género y prejuicios morales, la consideró responsable de un delito que nunca cometió.

Dafne fue sentenciada a 16 años de cárcel, de los cuales lleva 2 años presa pues el juicio seguido en su contra estuvo plagado de omisiones, de prejuicios y de violaciones a los derechos humanos y del debido proceso legal.

Organizaciones de derechos humanos han lanzado la campaña #DafneLibreYa y #LiverpoolTeParteLaVida para exigir su libertad inmediatamente. Actualmente el Tribunal Colegiado en materia Penal de Querétaro discuten un amparo interpuesto por la defensa de Dafne con el cuál se evidencian todas las violaciones cometidas en su contra y evidencian el uso de estereotipos de género para mantener en la cárcel a Dafne por un delito que nunca cometió.

La joven es madre de otra niña de 5 años. Estuvo recluida más de un año antes de recibir sentencia. En septiembre de 2016, un juez le dictó 16 años de prisión por el delito de homicidio calificado.

“Estoy bien, pero no en lo emocional. No puedo estar allá afuera con mi hija. Me quitaron la libertad, me alejaron de mi familia”, lamentó Dafne desde el Cereso.

La joven denunció que “no hubo investigación” en su caso, que se basó “sólo en declaraciones” y en una necropsia con irregularidades.

Agregó que el primer abogado que la representó “no sabía nada y sólo le sacó dinero a mis papás”.

Desde el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Edna Veloz Espinosa y Édgar A. Mcpherson Hurtado, madre y padre de la joven detenida, acusaron que las autoridades se ensañaron con su hija.

De acuerdo a información del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), son Guanajuato y Querétaro las entidades con las legislaciones más restrictivas en el tema del aborto en México.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook