Compartir

El programa contempla educación gratuita y de alta calidad. 100 universidades públicas se construirán en el sexenio

Regeneración, 28 de julio de 2018. El próximo gobierno federal implementará un ambicioso programa que ofrezca a los jóvenes, sobre todo a los de más escasos recursos, opciones para estudiar el nivel superior de manera gratuita y con alta calidad.

Así lo indicó Raquel Sosa Elízaga, futura responsable del programa que tendrá como una de sus metas más importantes la creación de 100 nuevas universidades a lo largo de todo el territorio mexicano.

El programa involucra una serie de acciones que conducirán a los jóvenes a integrarse a la sociedad para eliminar los estigmas que los discriminan.

A continuación reproducimos la entrevista que Sosa Elízaga concedió a La Jornada.

El nuevo gobierno abrirá 100 universidades en municipios sin educación superior

A partir del primero de diciembre, cuando dé inicio el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, se contará con un nuevo programa educativo a nivel superior gratuito y de alta calidad, que trabaje en municipios con carencia de oferta académica o que sólo cuenten con opciones particulares que hasta ahora han sido inaccesibles para la mayoría de la población, o bien que tengan poca pertinencia frente a las necesidades regionales.

En entrevista con La Jornada, Raquel Sosa Elízaga, coordinadora de las escuelas universitarias del partido Morena y virtual encargada del programa para crear 100 nuevas universidades públicas en todo el país, afirmó que existen condiciones para estar operando desde el inicio del sexenio.

Indicó que la meta es atender a 130 mil jóvenes con un modelo de movilidad académica que les permita elegir la carrera sin importar la entidad donde residan, pues se prevé que puedan contar con becas, comedores y albergues, aunque estos últimos no se prevé que sean masivos, sino dar alternativas de alojamiento a los alumnos cuyas familias vivan en comunidades apartadas.

LEER MÁS:  Kate del Castillo regresa a México

El próximo gobierno impulsará, dijo, un cambio indispensable en el sistema educativo, porque los esquemas exclusivamente empresariales, que han sido dominantes hasta ahora, no se pueden sostener como política pública.

Estos últimos, agregó, provocan el empobrecimiento de la educación, y si bien consideró que es lícito y legítimo que haya quienes inviertan en la educación y busquen ganancias, es de esperarse que den un servicio adecuado y que no abusen de sus clientes, pero no puedes poner la educación pública en manos del mercado y de las empresas.

Educación para dar seguridad y estabilidad

No se trata de imaginar un escenario, dijo Raquel Sosa, donde desaparezca la educación privada. Hay instituciones muy consolidadas que realizan investigación y cubren un sector de la población, pero para la enorme masa de jóvenes que se quedan sin educación tiene otras consecuencias, no sólo su desacreditación y frustración por los rechazos que enfrentan, también hay efectos en la seguridad y la estabilidad del país. De eso nos tenemos que hacer cargo, por eso el programa de jóvenes es prioritario.

Reiteró el compromiso de la próxima administración federal para crear 100 nuevas universidades públicas en todo el país, que respondan no sólo a una nueva propuesta educativa, donde los proyectos se construyen de abajo hacia arriba, con las personas, que son los sujetos de la educación, y con las comunidades; queremos y debemos escuchar a la sociedad para saber cuáles son sus prioridades.

LEER MÁS:  Artesano crea alcancías de AMLO, “se venden como pan caliente”, expresa

Profesionales con sentido de lo público

Sosa Elízaga explicó que se analiza la creación de un organismo autónomo, aunque vinculado a la Secretaría de Educación Pública (SEP), para impulsar la creación de estas 100 universidades públicas que, a diferencia de las instituciones federales y estatales, se ubicarán en municipios donde se pueda ofrecer a los jóvenes una perspectiva de lo público.

No se trata de que se conviertan en funcionarios, explicó, sino que sean personas que tengan un sentido de lo público, del servicio a los demás, pero también van a conocer las necesidades de la población. Lo que buscamos es que tengan también los conocimientos y las herramientas para incidir positivamente y solucionar problemas que se vienen generando de mucho tiempo atrás.

El nuevo programa de educación superior que se busca construir, afirmó la investigadora y profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México, también se propone frenar y superar el estado de depresión y frustración que enfrentan los jóvenes por las constantes descalificaciones que han tenido, cuando están en una de las etapas más difíciles de su vida, pero también de las más creativas, y tenemos que aprovecharlo para su propio bienestar y el de sus familias.

La atención al magisterio, dijo, también será central, porque en sus manos está la educación, son el soporte de este país, pese a que se les ha desacreditado tanto; un día en México sin maestros es imposible, por lo que consideró que no se puede prescindir de ellos, de su voz ni de sus opiniones sobre la educación o de su práctica educativa, porque han suplido todas las carencias y hasta las imposiciones descabelladas que se han lanzado sobre ellos.

LEER MÁS:  Ana Gabriela Guevara será nueva titular de la Conade

Sosa Elízaga afirmó que en la SEP se montó un aparato de control que no tiene fin, como el de la policía. Agregó que es muy distinto el ritmo que se aplica cuando te propones imponer un sistema que destruye todo lo que existía anteriormente –entre otras, la gran tradición pedagógica mexicana–, y establecer tipos de comportamiento, supervisiones, controles sin fin en una lógica que va de arriba hacia abajo, a otro donde cuentas con las personas, los padres, los profesores, las comunidades, que se construye de abajo hacia arriba para que todos colaboren en una nueva forma de hacer las cosas en materia educativa.

La coordinadora del Programa de Escuelas Universitarias de Morena destacó que se avanza en una ruta crítica con la próxima administración para echar a andar las 100 nuevas universidades públicas, a las que se sumarán las que ya han sido creadas como parte de ese proyecto, y que hasta ahora funcionan como asociaciones civiles sin fines de lucro, pues nunca hemos pensado que dejen de funcionar las escuelas universitarias, sino por el contrario, que se sumen a este nuevo esfuerzo, concluyó.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook