El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos, firmaron un acuerdo en el que se comprometieron a resolver las demandas de los agricultores.

Después de más de un año, liberan presa "La Boquilla" en Chihuahua

Regeneración, 24 de octubre del 2021. Después de más de un año de conflicto, los agricultores que tomaron la presa «La Boquilla», en Chihuahua, entregaron las instalaciones al gobierno federal; pues el viernes pasado la gobernadora entrante de la entidad, María Eugenia Campos, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, firmaron un acuerdo para resolver el conflicto por el agua.

El acuerdo establece lineamientos para resolver los conflictos sobre la extracción del agua y ambos gobiernos se comprometieron a  trabajar en conjunto para atender las demandas; así como evitar las violaciones a derechos humanos. La gobernadora expresó en su cuenta de Twitter que lograron recuperar la paz y dar “un nuevo empuje a los productores agrícolas y a sus familias. Juntos sí podemos”. 

¿Qué pasó?

Un grupo de agricultores se enfrentó a elementos de la Guardia Nacional el 8 de septiembre del 2020 y ese mismo día tomaron la presa para manifestarse en contra de la extracción de agua para pagar la deuda con Estados Unidos.

Durante el enfrentamiento murió Jessica Silva Zamarripa, ya que recibió tres disparos de integrantes de la Guardia Nacional. El agricultor Jaime Torres, su esposo, declaró que les dispararon de forma directa, cuando regresaban a su casa después de la protesta.

La Fiscalía General de la República realizó una indagatoria y determinó que había elementos suficientes que demostraban la presunta responsabilidad de algunos integrantes de la Guardia Nacional. Por lo que detuvo a seis uniformados y fueron acusados de delitos contra la administración de justicia, homicidio calificado y tentativa de homicidio.

En abril de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que las armas de la Guardia Nacional que fueron sustraídas por manifestantes en la toma de la presa ‘La Boquilla’, de Chihuahua, fueron encontradas en un decomiso realizado en Nayarit, en los límites con Jalisco.