Disputa beisbolera detonador del ataque donde murieron los dos sacerdotes

Chueco empresario de beisbol. Secuestró a 2 del equipo contrario, luego atacó a guía de turistas que se refugió en iglesia, lo mató junto con 2 sacerdotes

El Chueco asesino de los sacerdotes

Regeneración, 23 de junio de 2022. Pues resulta que el Chueco, es en realidad el dueño de un equipo de beisbol que perdió un partido.

Y secuestró a dos hermanos del equipo contrario – antes atacó su casa a balazos y la incendió-, mató a dos sacerdotes y un guía de turistas.

Todo ello, se entiende, con un grupo de gente que le apoyó en todas estas acciones.

Todo esto en Urique, Chihuahua, Sierra Tarahumara.

Chueco

Entonces, perdió el partido, con un grupo de secuaces detonó armas de fuego, incendió una casa, secuestró a 2 del equipo contrario.

Luego fue contra guía de turistas que se refugió en iglesia donde fue asesinado con los dos sacerdotes.

Así, dos personas siguen desaparecidas, informa el fiscal del estado de Chihuahua.

En tanto confirman que son tres los cuerpos que encontraron este miércoles, los de los dos curas y el de Pedro, guía de turistas de la zona.

Por otra parte el fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro, informó que los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y el guía de turistas fueron ubicados en la zona conocida como Pito Real.

Esto es sobre la carretera entre San Rafael a Creel en el estado de Chihuahua.

LEER MÁS:  El PRIAN Duartista continúa gobernando en Chihuahua: Javier Corral

Conferencia

Además en la conferencia de prensa, Fierro indicó que se aplicaron los protocolos de identificación, además de seguridad.

Y que incluyen el apoyo integral de los operativos y la presencia de los cuerpos de seguridad de los tres órdenes de gobierno.

Lo anterior ya que: «…, la prioridad será brindar la seguridad y la certeza a los habitantes», dijo Fierro.

Por otra parte el Fiscal de Chihuahua precisó que son dos y no 4 personas desaparecidas.

Y es que reveló que otras dos personas, una mujer y una menor de edad que inicialmente se reportaron como desaparecidas, se encuentran en sus respectivas casas.

Reporte

Además explicó que en primer indicio el pasado lunes se atendió el reporte en el que se les informaba que José Noriel Portillo Gil alias «El Chueco», arribó a un domicilio de Cerocahui.

Esto, a fin de localizar a Paul B., un habitante de la comunidad del equipo ganador, contrario del equipo patrocinado por el Chueco.

Así, el Chueco, detonó un arma de fuego y posteriormente prendió fuego a la vivienda. Presumiblemente, los desaparecidos son Paul y su hermano Armando.

Ataque

Sin embargo, horas más tarde se suscitó un segundo evento en un hotel del poblado.

Ahí, testigos dicen que Pedro P., un conocido guía de turistas interactúa con «El Chueco» y posteriormente fue privado de la libertad.

LEER MÁS:  SSPC identifica a responsable del asesinato de los padres jesuitas en Chihuahua

Entonces, Pedro P., privado de la libertad se escapó y llegó al templo del pueblo donde fue auxiliado por los sacerdotes.

Y, quienes lamentablemente fueron privados de la vida por proyectil de arma de fuego y cuyos cuerpos se llevó el agresor.

Al respecto, el Fiscal dijo que aún se está investigando qué clase de intercambio o discusión tuvo con El Chueco para que detonará la agresión.

Cuerpos

Por otra parte, en cuanto a la localización de los cuerpos la autoridad de Chihuahua destacó operativos y barridos ininterrumpidos en la zona.

Y que, así se logró localizar en la zona conocida como Pito Real los cuerpos de las víctimas, por lo cual se aplicaron los protocolos de identificación.

El pasado lunes 20 de junio se reportó el asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en una iglesia de Cerocahui, en la sierra Tarahumara.

Autoridades identificaron al responsable de nombre de José Noriel Portillo Gil alias “El Chueco”, presunto líder regional de “Los Salazar”, brazo armado del Cártel de Sinaloa.

Finalmente, la Fiscalía de Chihuahua ofreció una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien o quienes aporten información que conduzca a su captura.