El ataque mediático a Morena

832683556830eca8bcc7e8ae40de420e

Por: Blanca Montoya

Más de cinco siglos de injusticia, sufrimientos y crímenes, desde que los europeos vinieron, por equivocación, a dar con nuestro continente, riquísimo en recursos naturales, son más que suficientes. Tras ese recorrido histórico en que, “el Estado antiguo era, ante todo, el Estado de los esclavistas para tener sometidos a los esclavos; el Estado feudal era el órgano de que se valía la nobleza para tener sujetos a los campesinos siervos; y el moderno Estado representativo es el instrumento de que se sirve del capital para explotar el trabajo asalariado”, como señaló Federico Engels, ha llegado el momento histórico de transformar las estructuras de dominación para un posible mundo mejor y una parte fundamental de éstas son los medios de comunicación.

Miles de millones de dólares han sido invertidos, desde los años 80, con el objetivo de dominar la opinión pública a través de monopolios que han ido concentrando todos los medios de comunicación. Menos de 40 personas dominan más del 80% de los medios masivos de comunicación a nivel mundial: TV, Internet, prensa diaria, revistas, radio, editoras de libros, etc. El gran capital impone su discurso ideológico, en lo que se publica, se vende, se lee y se ve.  A través de los medios de comunicación las poblaciones se han convertido en sociedades de consumidores obedientes, cada día más pobres en el orden material, intelectual y espiritual.

LEER MÁS:  La gratuidad de la educación media superior y superior en México

En los últimos treinta años gran parte de la población ha creído en el neoliberalismo, se ha distanciado de valores humanos elementales y ha aceptado pasivamente la coacción de una cultura dominante creada y propagada desde los centros del poder mundial. La cultura neoliberal enajena, confunde y mutila al ciudadano común de tal forma que lo incapacita para pensar por sí mismo, decidir, votar libremente y elegir sin manipulaciones a dirigentes que mínimamente representen sus intereses personales y colectivos.

Ley Telecom fortalece al monopolio
Ley Telecom fortalece al monopolio

Los medios han logrado los objetivos de la oligarquía mundial: buena parte de la juventud consume bienes materiales superfluos y todo tipo de drogas, alejándose de una formación cultural humanista. Amplios sectores de la población han quedado fuera de un escenario político que busque alternativas progresistas ya sea por un desinterés inducido o por la inoculación del odio, el miedo y la desconfianza hacia aquellos que proponen un cambio.

LEER MÁS:  La izquierda de la mano de AMLO en ascenso, la derecha en decadencia

En Morena encontramos hombres y mujeres que comienzan a despertar su conciencia, que se disponen a luchar y a potenciar individual y colectivamente su imaginación creativa para la transformación del país. De tal forma, la guerra mediática en contra de Morena va a arreciar cada vez más y hay que prepararse para ello. Se utilizarán una diversidad de técnicas elementales y sofisticadas, interconectadas y debidamente probadas para desprestigiar al movimiento y al partido que trabaja para rescatar a la patria de la difícil situación en la que actualmente se encuentra.

Esta criminal guerra llamada “de cuarta generación”, que atenta en contra de la salud mental, mediante el empleo de propaganda sucia y acciones psicológicas orientadas a producir emociones y conductas que fortalezcan el control social, político o militar de una minoría debe vencerse a partir del fortalecimiento de los conocimientos, de la unidad, del desarrollo del pensamiento y de la ética. Estar atentos y no dejarse engañar con las mentiras y las manipulaciones de los medios de comunicación es una tarea de vital importancia en la defensa de MORENA, la esperanza de México.

LEER MÁS:  Telebachillerato Michoacán, en la incertidumbre y el desastre educativo
cargando...