El Bloque Opositor Amplio (BOA) y “Los abajo firmantes” ¿los mismos padrinos?

Artículo de opinión sobre las coincidencias del BOA y el grupo de ‘Los abajo firmantes’ 

 

 

El Bloque Opositor Amplio (BOA) y “Los abajo firmantes” ¿los mismos padrinos?

José René Rivas Ontiveros*

 

En la conferencia mañanera del pasado 9 de junio y que posiblemente en este momento  ya se haya olvidado, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el vocero presidencial Jesús Ramírez Cuevas, dieron a conocer un documento de siete cuartillas que apareció con el nombre de “Rescatemos a México. Resumen Ejecutivo del Proyecto BOA”, mismo que tenía como finalidad lograr  dos objetivos fundamentales: 1) Desplazar a Morena de la mayoría que actualmente tiene en la Cámara de Diputados, durante el proceso electoral del 2021 y, lo más importante, 2) “Retirar a AMLO de la presidencia de la República en el 2022 mediante la revocación del mandato.”

Sin duda, se trata de un proyecto a todas luces golpista al nuevo estilo sudamericano de instrumentar  los golpes de Estado como los que en los últimos años se han implementado en países como Brasil y Bolivia o el que se intenta ejecutar en  Venezuela a través de Juan Guaidó, el títere del Imperio; puesto que aquí también hay guaidos.

Según el documento del BOA, para la ejecución del citado proyecto se contaría con la supuesta participación de una serie de sujetos individuales y colectivos de comprobada tendencia conservadora o derechista,   en el que participarían los partidos políticos (PRI, PAN, PRD, MC y México Libre de Felipe Calderón); los 25 gobernadores de los estados pertenecientes a esos partidos; los ex presidentes de la República (Vicente Fox y Felipe Calderón); los organismos empresariales y Asociaciones Civiles (CCE, Coparmex, Grupo Monterrey, FRENAAA y el Consejo Nacional Ciudadano de Gilberto Lozano); los “analistas” y “columnistas” políticos (Héctor Aguilar Camín, Brozo, Amparo Casar, Jorge G. Castañeda, Denise Dresser, Ciro Gómez Leyva,  Pablo Hiriart, Enrique Krauze, Carlos Loret de Mola y  Leo Zuckerman);  los magistrados del TEPJF y un grupo de consejeros del INE (seguramente el conformado por Córdova y Murayama); los periódicos y revistas (Reforma, El Universal, El Financiero, Proceso y Nexos); las encuestadoras (Mitofsky, Massive Caller, Buendía y Laredo Parametría); las redes sociales (#La R, Belaunzarán, #El Cacas, AmloMxTeRclama, etcétera. Asimismo, se buscaría que los candidatos en 2021 fueran hombres y mujeres jóvenes “identificados con los valores empresariales de libre mercado egresados del ITESM, ITAM, Universidad Panamericana y la Universidad Iberoamericana”.

LEER MÁS:  Falso que haya 'caído' producción de Pemex, al contrario: AMLO

Pero no obstante lo detallado del documento y el amplio número de sujetos supuestamente participantes en el mismo, ninguna persona u organización política o social aparecía como responsable del proyecto. Muy lejos de eso, en cuanto el documento fue dado a conocer, algunas de las personas y organismos citados en el texto como posibles ejecutores del proyecto golpista, negaron estar participando o haber sabido de la existencia del referido plan. Por eso, entonces el escrito pareció ser una más de las informaciones falsas que durante los últimos meses han estado circulando en contra del gobierno federal.

Sin embargo, si comparamos el documento del BOA   con el desplegado publicado  el pasado 15 de julio, en el diario Reforma,  por parte del grupo de los  30  “abajo firmantes” o los Telectuales liderados por los señores Héctor Aguilar Camín, Enrique Krauze y Jorge G. Castañeda, se podrá encontrar que ambos escritos tienen prácticamente la misma estrategia con el fin de lograr sus objetivos. En este sentido el BOA se propone: “Integrar un bloque opositor amplio (BOA) a la 4T en donde participen PAN, PRI, PRD, MC, partidos emergentes como México Libre de Felipe Calderón); gobernadores; alcaldes de las principales ciudades; grupos empresariales locales; medios de comunicación afines; redes sociales orgánicas y organizaciones de la sociedad civil”.

Por su parte, “Los abajo firmantes” o “Telectuales”, también buscan lograr “una amplia alianza ciudadana que junto con los partidos de oposición constituya un bloque que, a través del voto popular, restablezca el verdadero rostro de la pluralidad ciudadana (¿con FRENAAA?) en las elecciones parlamentarias de 2021. Es necesario que esta alianza obtenga la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso al Poder Ejecutivo y obligar al gobierno a respetar la pluralidad democrática”.

LEER MÁS:  AMLO no se referirá a EE.UU. por 45 días para no interferir en sus elecciones

Estas y otras coincidencias entre los dos proyectos golpistas nos llevan a pensar que aunque el BOA y “Los abajo firmantes” de las revistas Nexos y Letras Libre no sean los mismos, si es muy probable que unos y otros obedezcan exactamente a los mismos padrinos que han estado impulsando toda la guerra sucia en contra de un gobierno ampliamente legitimado por 30 millones 113 mil 483 votos y que aun así, hoy en día, cuenta con el apoyo de cerca del 70% de los mexicanos (Véase diario español El País,1.jul.2020).

Aunque al igual que en el proceso electoral de 2018 cuando Enrique Krauze, apoyado por los anexos, instrumentó la llamada “Operación Berlín” en contra de AMLO, al tiempo que otros de ellos mismos asesoraban  la campaña presidencial de Ricardo Anaya y la local de Alejandra Barrales. Con toda seguridad, una vez más, tanto “Los boas” como “Los Telectuales” volverán a fracasar en sus mezquinos objetivos. Ojalá  que entiendan que este país ya cambió y que no volverá ni podrá seguir siendo el mismo, el botín de unos cuantos como antes  lo fue. La 4T es como un tren a toda velocidad impulsado por la fuerza de un pueblo que se hartó de tanta fechoría y saqueo. Y por eso ¿quién se atreverá a pararlo?

*Doctor en Ciencia Política, profesor e investigador de carrera en la UNAM y miembro del SNI.