Compartir

La OMS considera el cannabidiol como una sustancia de uso terapéutico, el principal componente activo de la marihuana ya no es considerado como una droga.

Regeneración, 17 de diciembre de 2017.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una recomendación pública para no catalogar el cannabidiol (CBD), principal componente activo de la marihuana, como una droga, esto luego de presentar diversos estudios y pruebas concretas de los beneficios del canabbis.

“La evidencia reciente de estudios en animales y humanos muestra que el uso del cannabidiol podría tener algún valor terapéutico para las convulsiones debidas a la epilepsia y las afecciones relacionadas”, afirma el organismo.

La organización aseguró que el cannabidiol tiene un uso terapéutico y no hay ningún riesgo de generar dependencia como otros canabinoides: “La Organización Mundial de la Salud (OMS), órgano de las Naciones Unidas, determinó que el cannabidiol (CBD), molécula no psicoactiva de la planta cannabis Sativa L, no es una sustancia peligrosa, por el contrario, cuenta con un alto potencial terapéutico”.

En su declaración, la OMS recomendó revisar la literatura científica al respecto y sustento sus declaraciones bajo el argumento de que el cannabidiol no genera efectos psicoactivos, por lo cual la sustancia puede ser utilizada en otras investigaciones, así lo detalla El Clarín.

Uno de los estudios considerados fue una investigación realizada a 16 participantes a quienes se les suministró de forma aleatoria una dosis de Tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol o un placebo. Luego se midió sus cambios en síntomas de psicoactividad o en intoxicación. Los participantes que tomaron THC mostraron ansiedad, sedación y alucinaciones, pero aquellos que consumieron CBD no tuvieron cambios, como tampoco lo hicieron quienes ingirieron un placebo.

En otra investigación se invitó a consumidores de cannabis recreativo a probar los efectos del cannabidiol por sí solo. Se encontró que el cannabidiol no produjo efectos psicoactivos, cardiovasculares ni de otro tipo.

Otro de los estudios realizado para conocer las consecuencias del abuso del cannabidiol en comparación con el THC, se suministraron ambas sustancias junto con un placebo. Se encontró que el cannabidiol y el placebo generaron resultados similares en todos los indicadores de medición de cambio en los participantes, como desempeño psicomotor, presión arterial, ritmo cardiaco, etc.

De esta manera el cannabidiol no representa riesgos por abuso y tiene un gran potencial terapéutico, así lo determinó la OMS.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook