El militar fue acusado del genocidio en Srebrenica, cuando en 1995 cerca de 8 mil hombres y niños musulmanes fueron asesinados por una “limpieza étnica”

Regeneración, 22 de noviembre de 2017.- El militar serbiobosnio Ratko Mladic es condenado a cadena perpetúa por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), esta acusado por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, este exmilitar serbiobosnio “compartía la intención” y “el objetivo criminal” de exterminar a los musulmanes durante la guerra en Bosnia (en el periodo de 1992 a 1995), así lo indica la sentencia.

“Los crímenes cometidos se encuentran entre los más atroces conocidos por la humanidad”, así lo afirma el juez Alphons Orie al momento de leer el veredicto.

Mladic pidió a gritos que se aplazará su sentencia por una subida de presión arterial, pero fue expulsado de la sala durante la lectura de la sentencia en la sede del Tribunal Penal Internacional; esta institución se ha dedicado durante 24 años a procesar a los principales responsables de atrocidades.

Es considerado responsable de genocidio, pues ordenó matar cerca de 8 mil hombres y niños musulmanes en Srebrenica, al este de Bosnia-Herzegovina, en julio de 1995; además se le declara culpable de crímenes de guerra y contra la humanidad por el sitio de Saravejo, en donde murieron más de 11 mil civiles, así lo detalla el medio La Vanguardia.

Alphons Orie, presidente de la sala, dijo que el condenado “había conspirado para que los musulmanes bosnios, y los croatas bosnios desaparecieran de Bosnia Herezegovina y lograr así un territorio serbio homogéneo”, aseveró.

Orie demostró que Mladic, de 74 años, “comandó las tropas serbobonistas tanto en Srebrenica como durante el sitio de Sarajevo; impidió la entrada de ayuda humanitaria en ambos lugares para aplastar a la población; sugirió a los políticos cómo actuar en aras de la limpieza étnica; deseó en público la desaparición de musulmanes bosnios y diseminó propaganda falsa para confundir a la comunidad internacional”, así lo dijo a El País.

En Srebrenica murieron más de 8 mil hombres musulmanes bosnios

Mladic tomó la ciudad el 11 de julio de 1995, y mantuvo durante el juicio que con la separación de hombres y mujeres pretendía detener a criminales de guerra. La sentencia, por el contrario, afirma que “ordenó a sus soldados serbobosnios, y también a policías del ministerio de Interior de la República Serbia, la detención y ejecución sistemática de los varones considerados hábiles, entre el 12 y el 17 de julio de ese año”. Sí fue absuelto del otro cargo de genocidio, señalado por la fiscalía en seis municipios del norte de Bosnia, donde en 1992 murieron a su vez musulmanes y croatas bosnios. Por mayoría (Orie disintió) la sala decidió que “no había pruebas para demostrar que los muertos resultaran de un intento de aniquilación de ambos grupos”.

ES DETENIDO EN SERBIA

Madlic fue detenido en Serbia en el año 2011, luego de estar 16 años en fuga, él era el último fugitivo del Tribunal, que cerrará sus puertas el 31 de diciembre. También apodado el “carnicero de los Balcanes”, los jueces le han culpabilizado asimismo del secuestro de cascos azules de la ONU “para evitar los bombardeos de la OTAN”. Los utilizó como escudos humanos en Bosnia Herzegovina. El juicio se ha prolongado cinco años, y Mladic ha pasado de presentarse con gorra militar y actitud amenazante, a moderar su tono y decir que está muy enfermo y quiere ser tratado en Rusia. Su jefe político directo, el expresidente serbobosnio, Radovan Karadzic, fue condenado en marzo de 2016 a 40 años de cárcel por los mismos crímenes.

SE DICE ENFERMO

Su abogado solicitó que lo absolvieran, pero no tuvo éxito, ya que el ex jefe militar nunca reconoció su culpabilidad, sólo dijo lamentar “cada inocente muerto en todos los bandos, en todas las comunidades étnicas de la ex Yugoslavia”.

Estuvo presente en el juicio, pero provocó complicaciones en el tribunal, tras acusar a los jueces de mentir, por esto fue retirado momentáneamente de la sala.

Alphons Orie, el presidente del tribunal, negó a su abogado frenar el procedimiento debido a la presión arterial alta que padecía Madlic.

Su abogado dijo que sufrió tres infartos cerebrales, “puede morir en cualquier momento”, además duda de que Madlic pueda “entender de manera significativa” el alcance de la sentencia.