Compartir

• Mala calidad del aire durante 144 días en el Valle de México, 89 días en Toluca y al menos 77 días en Monterrey, debido a niveles de ozono y partículas menores a 10 micras.

• El Valle de México con los índices más altos de contaminación por partículas menores a 2.5 micras.

• La norma oficial mexicana para partículas menores a 10 micras (PM10) rebasa en 140% el límite recomendado por la OMS, en 160% el límite sugerido para las menores a 2.5 micras (PM2.5) y en 50% para el caso de ozono.

contminaciondf1La contaminación del aire en las grandes ciudades de México representó un riesgo para la salud de sus habitantes en el 2013.

En el año, Mexicali presentó tan solo un día con aire limpio, mientras que la zona metropolitana del Valle de México y Monterrey registraron 6% de días limpios durante el año, en tanto queToluca un 18% de días con calidad del aire aceptable para la salud de la población.

Otras ciudades ni siquiera cuentan con información que permita evaluar su situación, como es el caso de Guadalajara.

Así, lo revela un análisis realizado por la asociación civil El Poder del Consumidor, a partir de los reportes oficiales de las principales ciudades de México.

Los días con aire “limpio” se consideran aquellos que no superan los 50 puntos Imeca (una medida cercana a los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud – OMS). No sólo este margen fue rebasado en dichos reportes, a lo largo del año también se superaron los límites establecidos por las normas mexicanas, para alcanzar el estatus de “mala” o “muy mala” calidad del aire por la presencia de ozono y partículas menores a 10 micras (PM10). Lo anterior ocurrió 144 días en el Valle de México, 89 días en el Valle de Toluca y al menos 77 días en Monterrey.

En el caso de las partículas menores a 2.5 micras (PM 2.5) el Valle de México registró 362 días con niveles de este contaminante que pusieron en riesgo la salud de sus habitantes durante 2013. Por su parte, Mexicali registró 264 días en que los niveles de PM 2.5 fueron “dañinos” y hasta “peligrosos”, de acuerdo con lo que establece la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California.

Las partículas, especialmente las PM2.5, son consideradas como uno de los contaminantes más peligrosos para la salud y han sido reconocidas como cancerígenas en humanos por la OMS. Según el Global Burden of Disease, aproximadamente existen 220 mil muertes por cáncer de pulmón atribuibles a contaminación del aire a nivel mundial.

Cabe mencionar que el Valle de Toluca y Monterrey no proporcionan información sistemática sobre PM2.5 para comunicar y prevenir a la población de los riesgos que implica respirar este contaminante. Aunado a esto, la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León entregó datos incompletos y con errores sustanciales sobre Monterrey, por lo que no se puede conocer la calidad del aire de todos los días del año.

La organización señaló que ésta, entre otras inconsistencias en los sistemas de monitoreo ocasionan que la población desconozca la calidad del aire que se encuentra respirando. Además, la normatividad mexicana sigue rezagada respecto a los estándares internacionales, ya que la norma oficial mexicana para partículas menores a 10 micras (PM10) rebasa en 140% el límite recomendado por la OMS de la Salud, en 160% el límite sugerido para las menores a 2.5 micras (PM2.5) y en el caso de ozono la norma supera en 50%.

Las recomendaciones del organismo internacional se basan en estudios médicos, epidemiológicos y toxicológicos, que recogen las principales referencias de daños a la salud por contaminantes en el aire. El análisis de los reportes de diversas ciudades mexicanas demuestra que la población está respirando diariamente concentraciones de contaminantes nocivas para su salud.

El especialista Aaron J. Cohen, del Health Effects Institute (HEI), ha destacado que tanto los niveles de contaminación como los estándares actuales en México están sustancialmente por arriba de lo que marcan las Guías de Calidad del Aire de la OMS, razón por la cual establecer parámetros más estrictos es un primer paso crítico para lograr un aire limpio.

La asociación civil hizo un llamado a las autoridades responsables para que se actualicen de manera inmediata las normas que establecen los límites para los contaminantes apegándose a las recomendaciones internacionales, con el fin de impulsar las acciones contra la contaminación que ofrezcan a la población una mejor calidad de vida en las ciudades mexicanas.

 

Anexo

 

Información reportada a través de los diferentes sistemas de monitoreo, considerando los contaminantes por separado

 

 

Con información de El Poder del Consumidor

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook