Empresa vinculada a Salinas, principal beneficiaria de las subastas petroleras

Sierra Oil & Gas, quien se quedó con cinco campos y es de las cinco empresas poseen 83% de inversión petrolera, ha sido señalada de tener como inversionista al cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Jerónimo Marcos Gerard Rivero.

Regeneración, 28 junio 2017.- En dos años se han licitado 69 campos de hidrocarburos de los cuales se adjudicaron 48 y de estos, cinco empresas ‘prendieron’ el sector al ganar 20 áreas o 42% del total de zonas asignadas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Una de las firmas es la mexicana Sierra Oil & Gas, que se quedó con cinco campos; la italiana ENI que se hizo de cuatro; Renaissance Oil Corp, también con cuatro; la francesa Total con cuatro y Petronas PC Carigali con tres.

Sierra Oil & Gas ha sido señalada de tener como inversionista al cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Jerónimo Marcos Gerard Rivero.

LEER MÁS:  Fernández de Cevallos debe 900 millones de predial en Querétaro

Estas compañías y sus socios con los que ganaron en consorcio ejercerán una inversión conjunta en producción y exploración para los 20 campos durante toda la vida de los contratos por 38 mil 190 millones de dólares, 82.7% del total estimado a ejecutarse. Esto equivale al presupuesto de tres años del gobierno de la Ciudad de México o la inversión que realiza Pemex en dos años.

El próximo 12 de julio se llevará a cabo la sexta y séptima subasta de campos petroleros, las Rondas 2.2 y 2.3, en las cuales participarán 25 firmas para ganar alguna de las 26 zonas de hidrocarburos en tierra que se licitarán.

Para ejecutivos de las ganadoras en las subastas el triunfo es mérito de sus geólogos y directores financieros al definir -con base en las reservas de hidrocarburos de los campos- la mejor oferta de regalías que dejarán al gobierno cuando inicie su producción petrolera.

También destacaron la elección ideal de un socio para formar el consorcio. “Fue un trabajo fuerte del consorcio y nuestros equipos, nos sentimos felices con los resultados obtenidos”, dijo Iván Sandrea, director general de Sierra Oil & Gas, después de ganar junto con Repsol el bloque 11 en aguas de la licitación de la Ronda 2.

LEER MÁS:  Disminuye costo de electricidad para consumo doméstico: AMLO

Sierra Oil & Gas es la gran triunfadora de las subastas petroleras y nació a partir de la reforma energética. Ejecutará una inversión aproximada de 150 millones de dólares junto con sus socios Repsol, Talos Energy y Premier Oil para exploración de los campos.

Tiene el apoyo de tres fondos de inversión: EnCap Investment, River Stone e Infraestructura Institucional (subsidiaria de BlackRock).

Infraestructura Institucional, uno de los inversionistas de Sierra Oil & Gas, era presidido por el hermano de la esposa del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Jerónimo Marcos Gerard Rivero, de acuerdo con documentación publicada en julio de 2015.

LEER MÁS:  No quiero homenajes ni estatuas, AMLO sobre cómo quiere ser recordado

La compañía asegura que junto con sus inversionistas internacionales “invitaron a un fondo mexicano (Infraestructura Institucional) con representación institucional de los principales Afores, partiendo del interés de contar con la participación de fondos de retiro de trabajadores mexicanos en inversiones de infraestructura y energía”.

La familia Salinas no es la única metida en el negocio de los hidrocarburos en México, Carlos Slim Domit, presidente de Grupo Carso, presentó dos ofertas en la Ronda 1.2 y cuatro en la Ronda 1.3.

Para la subasta de zonas contractuales de gas y petróleo llamada Ronda 2.3, la empresa del magnate reaparece como uno de los candidatos para llevarse uno de los contratos.

PetroBal de Alberto Bailléres, es otra mexicana que estará en el proceso de la Ronda 2.3. La firma ganó un campo en asociación con la estadounidense Fieldwood Energy, la cual fungirá como socio operador.

 

Con información de El Financiero y Animal Político

cargando...